Suscribirte por RSS: Rss
Cuentos en la Nube

Booktrailers

No sólo de cuentos vive el alma...

MI EDO Edit

TEXTO: Camino García.

ILUSTRACIONES: Marco Recuero.

AUTOPUBLICACIÓN.


LA TRAMA

Mi Edo trata en primera persona sobre un niño llamado Ki, que dibuja a su EDO, que así es como lo llama, de amarillo y negro, como los colores de una señal de advertencia de peligro.
Ki nos cuenta cómo EDO se alborota cada vez que siente el peligro, agita los brazos y exclama ¡cuidado! y gracias a su mamá, quien le explica todo lo necesario acerca de ese sentimiento aportándole herramientas para reflexionar, se da cuenta de que simplemente es su trabajo, cuidar de él y de que no le pase nada.

CÓMO SURGIÓ "MI EDO" 

En palabras de camino García:

El miedo recibe mucha atención en la infancia. Así, son numerosos los álbumes ilustrados y cuentos que lo abordan. Cada uno de ellos suele centrarse en un solo aspecto –por ejemplo, el miedo racional o el irracional- y, sobre todo, en los estímulos que lo provocan: monstruos y otros seres fantásticos, animales, oscuridad, fenómenos naturales…
El tratamiento que recibe en la literatura infantil suele ajustarse a un modelo bajo el que se hace hincapié en la necesidad de hacerlo desaparecer. No es habitual que se muestre otra respuesta posible: la aceptación. Y no es que la regulación y el control de las emociones no sea deseable –y también posible- en muchas ocasiones. Ocurre que no lo es en todas. Por ello, todas las personas en algún momento de nuestra existencia hemos tenido que enfrentarnos a objetos, seres, situaciones… que nos producían miedo. Nos hemos atrevido a exponernos a lo que temíamos. 

“Mi Edo” es un álbum ilustrado estructurado en diferentes apartados o capítulos en el que su protagonista –un niño- narra sus diferentes experiencias con el miedo, al que él llama “Edo”. El libro aborda miedos racionales –en este caso, el miedo sería nuestro protector y aliado- e irracionales –en este caso, el miedo nos engaña y sería necesario atreverse, exponerse gradualmente a lo que se teme para que nuestro Edo se quede callado- y otras cuestiones como la realidad y la fantasía.
El título no es un simple juego de palabras. Trata de que el lector se acerque a esa emoción como observador: que no mire a través del miedo sino hacia él. Así, la atención no se dirige tanto a los numerosos estímulos que nos pueden provocar temor sino hacia la propia emoción. Para facilitar esa tarea, se personifica a Edo en un ser con aspecto asustado, que tiene los colores de una señal de advertencia de peligro. 
Es importante resaltar que en este álbum el miedo no desaparece. El protagonista –Ki- lo acepta como una emoción que siempre lo acompañará, tal y como ocurre en la vida real, aunque el niño muestra una evolución en cuanto a su forma de relacionarse con él y finalmente le da las gracias a su Edo por hacer esa dura y penosa labor de protector, de guardaespaldas.

MIS IMPRESIONES

Este es otro de los imprescindibles para casa, tanto para niños como adultos. Tras su maravilloso primer librín (como ella los llama) "Para siempre", la psicóloga Camino García una vez más nos da de bruces con la realidad. 
Me gusta usar esa expresión porque a pesar de que la portada nos pueda parecer otro cuento más sobre monstruos, no lo es. Nos hace reflexionar a todos por igual ya que como ella misma nos comenta lo especial de Mi Edo es la aceptación de dicha emoción, aceptar que es necesaria para mantenernos alerta y protegernos.

¡Es normal tener miedo y necesario! Nuestro Edo, está ahí para advertirnos de los peligros pero sobre todo para sentirnos seguros. Si le hablamos y le decimos que no pasa nada, nuestro Edo se calma, pero seguirá ahí, acompañándonos en nuestro camino.

Una frase del libro dice: ¡No es tan fácil convencer a EDO! 
Creo que se me va a quedar grabada a fuego. Nos empeñamos muchas veces en insistir a nuestros peques, ¡No tengas miedo! ¡es una tontería! Pero en esos momentos, su EDO está alborotado y necesitan tiempo para calmarlo. 


Hay un cuento dentro del cuento, me gusta ese recurso, para hablarnos sobre un ratón que no sentía miedo a nada, era como si su EDO estuviera estropeado y le hablara muy bajito. Cuando se encontró con un gato y... bueno... es una forma de hacernos ver que es muy importante que nuestro EDO, nuestro gigante, nos alerte del peligro, al menos para ponernos en guardia.

No hay que reprimirlo, e incluso a veces necesitamos llevarle la contraria para superarlo y decir ¡YO PUEDO!

Me gusta la parte final sobre la escalera, al fin y al cabo, qué mejor comparación cuando queremos superar algo y vencer el miedo.
Subir la escalera peldaño a peldaño mientras EDO nos habla, es su trabajo, pero cuando llegas arriba el gigante se queda callado y tu te sientes de maravilla. 

Al igual que "Para siempre", está dando mucho que hablar, porque no es como los otros cuentos, para mi es más como un manual de cabecera. Tengo miedo sí, hace unos meses que EDO agitaba sus brazos alborotadísimo dentro de mi cabeza, hablándome a gritos pero hemos ido conversando él y yo, y ahora está más calmado aunque alerta... Nos mudamos, y será empezar de cero pero al final de la escalera seguro que encontraremos la tranquilidad y seguridad para seguir adelante.

Las ilustraciones de Marco recuero, dotan a EDO de una mirada especial, sólo tiene ojos, blancos y negros, pero no hace falta nada más... Tiene unos largos brazos que envuelven a Ki, nuestro protagonista, con la longitud suficiente para que cuando los agita quede claro que está ahí, advirtiéndolo del peligro.


Camino, me tienes a tus pies, os dejo con el booktrailer para que os hagáis una idea de qué va este nuevo "librín" que estoy segurísima de que va a imprimirse muchísimas veces...





Compra el cuento "MI EDO" en tu librería habitual, en la web de la autora en Amazon.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta y déjanos tu opinión!