Suscribirte por RSS: Rss
Cuentos en la Nube

TEXTO: Marisa Tomás.

ILUSTRACIONES: Rafael Gil.

EDITORIAL: Ramaraga cuentos.


Al ser un videocuento completo, está contado de principio a fin, con lo cual, la reseña contiene spoilers. Puedes ver el vídeo primero y luego seguir leyendo ;-)

LA TRAMA

A Valentín le encanta el mar... el azul de sus aguas, las espumosas olas... pero esas olas no paran de decirle: 

¡MIEDICA!

               ¡MIEDICA!

                        ¡MIEDICAAAA!

Hasta que un día, decide plantar cara a sus miedos. Con su camiseta de rayas azules y blancas, hace una capa de super héroe. Le hace sentir tan bien que se enfrenta a las olas adentrándose en el mar.
Entre peces, algas y burbujas, Valentín se queda alucinado cuando ve que sus piernas se han transformado en una cola de pez. ¡SOY UN TRITÓN! Exclama entusiasmado nadando de aquí para allá.

Pero no está solo, una nueva amiga aparece junto a él: Estela, una sirena.
Ella le mostrará las maravillas del mar, los secretos que guarda y las hermosas criaturas que lo habitan.

Aunque Valentín despierta de nuevo en la playa, y habiendo parecido todo un sueño (¿o no?), se encuentra con Estela, que resulta ser una niña como él, esta vez sin cola de pez, y como ya la conoce se adentran en el mar a jugar diciendo BASTA a esas olas que todavía lo acosan.

©Ramaraga cuentos

Estamos ante un cuento sobre la superación de los miedos que transmite frescura, aderezado con un toque de fantasía pero contándonos una situación de lo más cotidiana: El miedo a adentrarse en el mar.

Un niño como protagonista con el que los pequeños lectores puedan sentirse identificados, acompañado de una nueva amiga que será quien le ayude a tener más confianza en sí mismo para superar sus miedos. De nosotros mismos depende trabajar esos miedos o problemas que acarreamos en el día a día,  pero siempre viene bien estar rodeado de alguien que nos pueda apoyar y echar una mano en ese proceso.

¿Por qué Marisa decidió escribir un cuento para transmitir que hay que decir BASTA a esos miedos?

CÓMO SURGIÓ "VALENTÍN"

En palabras de la autora Marisa Tomás:

VALENTÍN me vino a la cabeza, tras pasar personalmente un situación difícil, en la que era imprescindible decir ¡¡¡BASTA!!! y frenarla.
O eso o me hundía.
Valentín le tiene miedo al mar, pero realmente ese miedo podría ser cualquier ansiedad, angustia..., que cualquiera pudiéramos tener. Valentín invita a plantarle cara a esos miedos, a cambiar de actitud, sabiendo incluso que puede haber recaídas.
Es un cuento infantil, pero cuando realizo cuentacuentos, invito a grandes y peques a realizar la actividad final que aparece en el cuento:
"Cierra los ojos, piensa ese miedo que quieres que desaparezca y atrévete a decir con fuerza ¡¡¡BASTA!!! con esa actitud las cosas empezarán a cambiar.

Estela y el cangrejo simbolizan las personas que ante situaciones así, están cerca de ti, pendientes y haciéndote ver las cosas de otra manera, haciéndote ver las cosas tal y como son. 

©Ramaraga cuentos


Nos encontramos en una situación única en nuestra sociedad como hacía años que no ocurría. Una pandemia que nos ha demostrado que la vida se puede frenar en seco, tanto literal como socialmente.

El miedo ha sido el principal acompañante de este virus con corona. Junto a la muerte, ha sido y está siendo una muy grave consecuencia causante de muchísimas secuelas, más leves en unos, y más graves en otros.

El miedo nos paraliza, nos descontrola y nos desequilibra. Yo no tuve valor para ponerme la capa de super heroína como hace Valentín, ni apenas me salía la palabra BASTA cuando aislada en mi habitación me preguntaba cada día: ¿Cómo estaré mañana?

Pero ahora lo sé, o nos armamos de valor, o nos hundimos. Con ayuda o sin ella, pero sobre todo como Marisa bien dice, estando rodeados de nuestra gente que es la que nos da aliento cada día para seguir y terminar diciendo "Hasta aquí hemos llegado". Llega un punto en el que la capa o las alas aparecen para volar libres, tratando de dejar atrás ese miedo que nos impide hacer una vida normal y del que no es fácil desprenderse... nadie dice que lo sea.

©Ramaraga cuentos

Valentín es quien decide por sí mismo que no está dispuesto a amedrentarse por esas olas que tanto le asustan. No duda en coger la tijera y convertir su camiseta en una capa de super héroe para sentirse valiente y dispuesto a todo.

¿Lo mejor de todo? La satisfacción que esto le genera, la tranquilidad de saber que ya no va a tener miedo a meterse en el mar. La superación de ese miedo lo hace fuerte para enfrentarse a futuras situaciones con las que no se sienta cómodo. El miedo es necesario, es libre, nos mantiene alerta, de nuestra mano está comprenderlo y caminar junto a él sin que se adueñe de nosotros.

©Ramaraga cuentos


Las ilustraciones de Rafael Gil nos llevan a casi oler la brisa del mar, a bucear por las profundidades del Océano predominando en todas las páginas unos tonos turquesa y verdes, en contraste con el anaranjado color de pelo de nuestro protagonista. Pelazo por cierto al que no ha dudado en darle una textura de un tejido tipo punto o lana fina. Me gusta ese juego entre acuarelas y texturas de objetos reales.

El miedo está representado en unas crueles olas que al final, vemos como su "rostro" cambia totalmente a un estado de calma, a ese mismo estado en el que se encuentra Valentín tras lanzarse al mar diciendo BASTA, una palabra que repetirá una y otra vez y que todos deberíamos hacer lo mismo.

En la web de Ramaraga cuentos podéis encontrar muchas actividades en torno a este álbum:
Láminas para colorear, la búsqueda del cangrejo en todas las páginas, poner expresiones a las olas para representar distintas emociones, incluso una actividad para hacer unas marionetas de los protagonistas. Todas ellas podéis descargarlas aquí.




Compra el cuento "VALENTÍN" en tu librería habitual o en la web de la editorial.
Dale al play para ver el booktrailer...

TEXTO: Maribel Torrecillas.

ILUSTRACIONES: Èlia Meraki.

AUTOPUBLICACIÓN.


¡Vacaciones!

Esas extrañas clases envueltas en una cuarentena inesperada llegan a su fin.

Los niños han hecho todo lo que han podido, y no me refiero a las tareas, sino a vivir una situación única dándonos a todos una grandísima lección.

En nuestro caso, termina el ciclo de infantil y nos emocionan las palabras que la profe nos ha escrito. Porque ese dichoso bicho se ha llevado muchas cosas: Ha dejado las aulas vacías de risas, juegos, llantos y muchos momentos que no han podido compartir con sus alumnos.

Pensando en el nuevo ciclo que comenzarán en septiembre, ya veremos de qué forma, será un gran cambio: Primaria.

¡Vas a ir al cole de mayores! Le decimos. Y posteriormente le explicamos en qué consiste, porque la información es importante para que los peques estén preparados. En eso hace hincapié entre otras cosas Maribel Torrecillas en su álbum: “¿Ya vas al cole?”

En el que nos cuenta cómo Victoria al cumplir los tres años, no para de escuchar esa pregunta una y otra vez. Como la curiosidad es algo innato en todos, Victoria no duda en investigar qué es eso del cole preguntando a sus amigos más mayores.

©Èlia Meraki

Roque le dice que los primeros días lloró un poco, pero solo al principio. Ainhoa le cuenta que hacen cosas muy divertidas y Antonio José le dice que en el cole ha aprendido a juntar letras, a cantar y también inglés...

Poco a poco y con todas las respuestas, Victoria se da cuenta de que en el cole va a estar genial aprendiendo cosas nuevas, pasándolo muy bien y que los maestros y maestras cuidarían de ella.

Por supuesto la incertidumbre y los miedos siempre están ahí pero...
¿Se armará de valor y decidirá ir al cole con todo lo investigado?

©Èlia Meraki

Maribel cuenta que muchos padres están llenos de dudas cuando sus hijos van a comenzar el colegio. Le preguntan “qué es lo mejor”, escolarizar o no a sus hijos en infantil, qué cole elegir... Ella siempre les responde que lo mejor es tener toda la información necesaria para poder decidir dependiendo de las circunstancias de cada uno.

Por eso escribió este álbum, para plasmar esas inquietudes de padres y sobre todo de los niños, para hacerles ver que el inicio del cole es como comenzar una gran aventura. Y así nos lo cuenta:

CÓMO SURGIÓ "YA VAS AL COLE"

En palabras de la autora Maribel Torrecillas.

"Este libro es para ti si estás en contacto directo con la infancia y sabes de la importancia de
esta etapa y de su proyección en la vida adulta. Soy, desde hace quince años, maestra de
infantil y he tenido la suerte de poder conocer a muchas familias. La mayoría de ellas demostró una gran preocupación por el "primer día de cole" y por cómo poder ayudar a sus hijos e hijas en esta etapa tan intensa.

No debe ser fácil para estas familias hacer uno de los mayores actos de fe de sus vidas: dejar a sus pequeños y pequeñas con personas que apenas conocen. Por ello, desde mi punto de vista, resulta necesario promover un cambio en la manera de intervenir en este periodo, fomentando una adaptación pausada, individualizada y proporcionando el espacio y los recursos necesarios.

Soy madre de dos niñas y el cuento al que acompaña esta guía de recomendaciones surgió, de una parte, por la fascinación de mi hija mayor por los cuentos y, de otra, por su curiosidad e interés por el inicio del cole. Así, lo que comenzó siendo un relato personal, con nuestra familia como protagonista, fue cogiendo forma hasta convertirse en una historia con valor más universal, que insiste en la normalización de las emociones y los sentimientos en periodos de ansiedad, angustia y estrés, entendiendo que todos ellos tienen su función.

Queremos hijos e hijas empáticos y valientes, con actitud crítica, con personalidad propia y, para lograrlo, debemos ofrecerles un amplio abanico de recursos y herramientas, pero, también, oportunidades para utilizarlos. 
¿Qué mejor ocasión para poner esto en práctica que el comienzo del cole?"

©Èlia Meraki

Las ilustraciones de Èlia Meraki no pueden ser más vibrantes y coloridas. Con solo ver la portada con esos morados, turquesas, verdes, naranjas y amarillos atrae la atención totalmente e invita a abrir con urgencia esas páginas para ver el interior. Y como Èlia nunca defrauda, todas y cada una de las páginas están cargadas de vivos colores, que lejos de transmitir sentimientos negativos en torno al inicio del cole, ni el texto ni las ilustraciones tan atractivas y positivas lo permiten.

Esa positividad va marcada por una fantasía desbordante. Podemos ver como nuestra protagonista se sube a una montaña de libros y material escolar para observar con su catalejos a sus amigos, o bien van montados en una especie de caballo volador decorado con dibujos, juegan en el bosque al escondite disfrazados con máscaras de animales y sombreros de bruja, o hablan por teléfono en su libro-tienda de campaña. Todas y cada una de las ilustraciones esconden detalles que aluden al cole pero sobre todo lo más importante: Los niños transmiten FELICIDAD.

©Èlia Meraki

Al final del libro nos encontramos con una fantástica guía para padres que Maribel ha escrito gracias al fruto de su experiencia.
Me encantan todos los puntos que trata, al final son ideas de la crianza positiva y con mucho sentido común: Trabajar las emociones negativas como la ira, nunca negarlas sino enseñar a gestionarlas, validar esas emociones y ofrecer alternativas para liberarlas:

"Si premiamos (“Si entras al cole contento, luego te compro una golosina”) o castigamos (“Si entras llorando al cole, luego no iremos al parque a jugar”), su conducta estará influenciada únicamente por lo que vayan a conseguir después. Por tanto, si queremos hijos o hijas responsables y con habilidades para la vida, tendremos que empezar a utilizar otras herramientas, a buscar soluciones y a gestionar sus emociones. Podríamos, en ese sentido, probar con “Entiendo que prefieras quedarte en casa jugando, y es hora de ir al cole, ¿quieres que juguemos al Veo-veo o a cantar canciones mientras vamos hasta allí?”.

Y muchas cosas más que me parecen básicas y necesarias para acompañar el día a día de nuestros peques... en todos los ámbitos.

¿Preparad@s para ir al cole?

¡A SER FELICES!


Compra el cuento "¿YA VAS AL COLE?" en tu librería habitual o en la web de la autora.

TEXTO: Lola Ordoñez.

ILUSTRACIONES: Quiel Ramos.

AUTOPUBLICACIÓN


¿Puede alguien pequeño cumplir un gran sueño?

Félix tenía uno muy grande: Ver el mar. Para una ardilla de bosque, era algo impensable. Sus amigos no paraban de escuchar sus historias sobre el profundo mar azul, y aunque no creían que Félix pudiera cumplir su sueño, le escuchaban atentamente solo por la enorme ilusión que ponía al hablar de aquello.

Cuando pasaban aves migratorias por el bosque, Félix aprovechaba para pedirles que le trajeran algún recuerdo del mar. Su casa se iba vistiendo con adornos en forma de conchas, arena blanca y marrón, algas e incluso agua de mar. A cambio de esos recuerdos, Félix les regalaba a aquellas aves pequeñas figuras de madera que él mismo roía con sus dientecitos de ardilla.

Un día los amigos de Félix se reunieron en asamblea para hablar sobre la pequeña ardilla y su sueño. Todos estaban dispuestos a ayudarle. Lo veían tan ilusionado, era tal su pasión por el mar... que pensaron en alguna idea pero Zorro, que estaba escuchando, tuvo que poner la puntillita para desilusionarlos a todos:

"¿Acaso creéis que los sueños se cumplen?Jajaja.
Es hora de que despertéis y dejéis de soñar"


Ajeno a aquella conversación, Félix se dispuso a trabajar duro, para construir... ¡una cometa! y por supuesto sus amigos, a pesar de no estar muy seguros de que pudiera funcionar, no dudaron en ayudarle.

¿Lograría volar y ver el mar?

Si no quieres saber cómo termina la historia... ¡no sigas leyendo!  ;-) léelo después de ver el videocuento si te apetece.


 ©Quiel Ramos

Lola Ordoñez además de ser escritora de cuentos, es psicóloga infantil y psicoterapeuta familiar. Gracias a su experiencia profesional ha podido aportar mucho a los cuentos que escribe, bien sea para tratar las emociones o simplemente plasmar su visión de la vida a través de la mirada de los niños.
Como ella bien dice:

"Porque son pequeños pero sienten a lo grande"


Su primer cuento ¿Dónde están los colores? nos habla de un niño llamado Alex y su muñeco Dino que tienen que encontrar los colores perdidos porque un troll se los ha llevado y no los quiere devolver. Un viaje a través de las distintas emociones del que puedes ver el vídeo y leer la reseña aquí.

Después conocimos a Jana. Un álbum delicioso con preciosas ilustraciones de Desirée Arancibia y editado por la editorial Emonautas, donde nos hablaba de una niña que se pregunta cómo sería la vida si fuera pájaro, río, flor... muchas cosas, salvo ser ella misma. Un cuento que nos habla de la autoestima, tan necesaria de trabajar tanto en pequeños como adultos. Si no conocéis a Jana, podéis ver el vídeo y leer la reseña aquí.

Con "El regalo del mar" nos invitó a viajar a través de nuestra memoria musical. Aquellas canciones que nos evocan recuerdos muy marcados en la memoria. Daniel es su protagonista, un niño que veranea en el pueblo de sus abuelos y que encuentra una caracola muy muy especial. Sus sonidos hacen recordar melodías muy personales para quien las escucha, haciéndoles sentir inmensamente felices. Puedes ver el Booktrailer y la reseña aquí.


Y le tocó el turno a "El sueño de Félix". ¿por qué esa necesidad de hablar sobre los sueños por cumplir?

CÓMO SURGIÓ "EL SUEÑO DE FÉLIX"

En palabras de la autora Lola Ordoñez

"No sé desde cuando conozco a Félix,  diría que desde siempre. Su azaña es famosa entre todos los animales de los bosques y ha corrido de boca en boca por todos los rincones conocidos del mundo.
Esta historia llegó a mi vida justo cuando tenía que decidir si creer en mis sueños o mirar hacia otro lado y decidí creer.
Félix me recordó que los sueños no se ganan en una tómbola sino que se construyen paso a paso. Que nacen como una semilla y si los regamos con esfuerzo e ilusión crecen con firmes raíces y se convierten en algo grande que dará frutos increíbles.
A veces no se sabe por qué elegimos un sueño, quizás ellos nos elijan a nosotros pero lo que estoy segura, y lo sé porque Félix me lo dijo, es que si descubres aquello que te hace feliz, que saca lo mejor de ti, que hace que el tiempo pase sin darte cuenta y te convierte en mejor persona, entonces no hay que dejarlo escapar. Hay que agarrarse fuerte a la cometa que has construido, esperar a que sople el viento a tu favor y confiar en que nos lleve hasta el mar de los sueños conseguidos, para contemplar desde allí el horizonte y saber que ese es el sitio en el que quieres estar.
Justo ahí. Tu lugar en el mundo."

 ©Quiel Ramos

Cosas a destacar de este cuento: La ilusión, la perseverancia, la empatía y la amistad.

Felix tienen un sueño, algo que parece inalcanzable para aquellos que no han visto más allá de las altas ramas de su bosque. Es lo que pasa muchas veces, hay personas que no salen de su "zona de confort", se conforman con lo que tienen dejando atrás ilusiones o sueños que quizá pudieron llegar a cumplir pero los olvidaron por el camino por las circunstancias de la vida. Eso no significa que muchas de ellas hayan dejado de ser felices, otros sueños vendrán o se cumplirán pero quizá esa espinita se quede ahí para siempre, en un rinconcito de nuestro corazón con un pequeño sabor amargo, porque yo misma me incluyo al haber dejado atrás ilusiones que no he cumplido y que siempre quedan ahí pero en mi caso, quizá tengan forma de un nostálgico recuerdo.

Nuestro protagonista de esta historia, tiene una grandísima suerte de estar rodeado de amigos. Ellos son el eje central de su sueño, la amistad,  porque gracias a ellos y a su generosidad conseguirá ver el mar. Y no es fácil llevar a cabo algo sin esfuerzo y perseverancia, eso Félix lo tiene muy claro, y a pesar de que su amigo Tejón le manifieste sus dudas, Félix no se rinde, ni siquiera duda un momento. él lo tiene muy claro: Un día, conseguirá ver el mar. Ese tesón se transmite a todos sus amigos que aunque al principio dudaba, van cambiando de opinión viendo la seguridad y certeza con la que su amigo Félix les habla.


Las ilustraciones de Quiel Ramos nos muestran con detalle la perseverancia de Félix, con coloridos tonos azules que representan el mar, ese gran sueño que impulsa a la pequeña ardilla a no rendirse, pero también el cielo bajo el que vive, trazos expresivos y a todo color en tonos verdes que representan el bosque, su hogar, tonos tostados y grises en sus amigos los animales representados por cierto con ropas de distintos modelos y colores. Con caras de ilusión, esfuerzo e incluso de incredulidad, dota Quiel de expresión a todos los habitantes del bosque, y termina con unos tonos anaranjados, morados y rosados... unos colores cálidos para representar la meta de su sueño, el mar, en un atardecer donde Félix se sume en su satisfacción personal.

 ©Quiel Ramos

A veces, en nuestra meta por cumplir algún sueño, nos pueden poner la zancadilla o encontramos palabras de desaliento como las del Zorro que hemos leído más arriba. Pero únicamente tenemos que pensar en nosotros mismos: ¿Tenemos una meta? ¡A por ella!
Caer y volver a levantarse, ilusionarse y perder la esperanza... forma parte del aprendizaje de la vida y al final consigamos llegar a la meta o no, creo que la experiencia vivida es lo más valioso.

 ©Quiel Ramos


"Vivimos en la cultura de lo inmediato, acostumbrados a obtener las cosas aquí y ahora, pero los grandes sueños necesitan madurar despacio, cocinarse a fuego lento y mezclar los ingredientes adecuados...¿no te parece?

Es una historia de sueños e ilusiones pero también, una herramienta para desarrollar las habilidades y motivación necesaria para marcarse metas en la vida, que nos impulsen a crecer y sacar la mejor versión de nosotros mismos."

Lola Ordoñez.

Y ahora, si te apetece ver el videocuento haz clic en el icono del play al principio de este post. Esta vez he tenido el placer de tener una colaboración muy especial: LOS GABYTOS, hijos del famoso payaso "Gaby" y sobrinos de Fofó y Miliki, han puesto sus voces a varios de los amigos de nuestro protagonista.


Compra el cuento "EL SUEÑO DE FÉLIX" en tu librería preferida o directamente en la página de la autora.