Suscribirte por RSS: Rss
Cuentos en la Nube

TEXTO E ILUSTRACIONES: Eva Clemente.

EDITORIAL: Emonautas.


LA TRAMA


El planeta tierra se despertó una mañana con unos terribles picores. 

Le picaban los Polos Norte y Sur, el Amazonas, el océano Atlántico y le escocían muchísimo algunos continentes.

Comenzó a rascarse tan fuerte,  ¡Ras ,ras! que los habitantes del planeta, tanto animales como humanos, no comprendían qué estaba pasando. Todo bailaba, incluso un simple soplidito de alivio se convirtió en un terrible tifón.

¿Qué pasa, qué pasa?

Todo era un caos hasta que por fin dejó de rascarse para poder escuchar a los niños que llevaban un buen rato intentando preguntar por el origen de aquel revuelo.

Entonces el planeta, habló.


Eva Clemente, editora de Emonautas, escribe e ilustra este texto tan necesario para concienciar a peques y adultos sobre el cuidado de nuestro planeta.
Porque solo tenemos uno, no lo olvidemos, y a mí, no me apetece mudarme... Bueno... quizá a Bligulef donde vive nuestro simpático amigo Blef, al que ya conocimos hace un tiempo.
Un alienígena al que le cambian los tentáculos de color según su estado de ánimo y del que su mamá, Eva, está muy orgullosa. Puedes leer reseñas y ver varios de los videocuentos aquí.


En  “¿Qué le pasa al planeta?” Eva nos presenta una historia sencilla y escrita con humor, tomando como protagonista al mismísimo planeta tierra, personificándolo para que los más peques puedan empatizar con él y puedan llegar a sus propias conclusiones.

El planeta tierra comienza a rascarse debido a unos fuertes picores que está sufriendo. Un recurso original y alegórico, que dota de sencillez a la trama para que sea comprensible por todos.

Por medio de unas trabajadísimas ilustraciones hechas con plastilina, en las que se distinguen los contrastes entre el color y los tonos grises para representar las ciudades y fábricas, vamos viendo cómo el planeta se queja sin poder evitar generar cierto caos por medio de tifones y fuertes temblores. Los niños son quienes se paran a escuchar por fin lo que el planeta tiene que decir y lo más importante: A reflexionar.



“Desde hacía ya un tiempo le pasaban cosas muy raras. 
Se estaba quedando calvo por algunas zonas. 
¡Y eso que no tenía ni 4.500 millones de años!
Y últimamente tenía tanto calor que...
¡Hasta se derretían los polos!
Cada vez se sentía más sucio y recalentado...”



Y para que quede cale hondo en nuestras conciencias se van enumerando los problemas y consecuencias que el ser humano ha ido generando a lo largo de los años:

Deforestación, residuos, gases, calentamiento, contaminación, extinción de especies animales, agotamiento de recursos...

La “fabriquitis”, ese consumismo imparable que agota los recursos y contamina nuestro planeta, es también un punto de reflexión importante desde el punto de vista de los niños que empiezan a despertar, preguntándose qué sería del planeta sin fábricas. De ellas salen los teléfonos, televisores, coches y... ¡Los juguetes!
Pero al planeta no le da tiempo de recuperarse con tanta basura y contaminación.

La conclusión la hace ofreciendo medidas sencillas y pequeñas acciones, pero que entre todas suman pudiendo dar unos grandes resultados.



CÓMO SURGIÓ "¿QUÉ LE PASA AL PLANETA?"

En palabras de la autora Eva Clemente.

Siempre he sentido amor por la naturaleza y me preocupa lo que está ocurriendo con nuestro planeta. La ecología no es un tema de moda, sino de actualidad, que nos afecta a tod@s y que no podemos permitirnos ignorar. Sin embargo, los problemas medioambientales son tan complejos que a veces nos quedamos con la idea de que los cambios los tienen que hacer quienes tienen más poder (multinacionales, gobiernos, instituciones...) o quienes creemos que causan mayor impacto (grandes empresas, industrias, etc). En definitiva, otr@s. 

Obviamente se necesitan cambios estructurales importantes, pero, ¿por qué no los vamos iniciando nosotr@s?

Creo que hay que ser conscientes de que no existen las soluciones mágicas, pero sí formas diferentes de hacer las cosas en nuestro día a día. Pequeñas acciones que, aunque quizá nos cuesten más tiempo, esfuerzo o dinero, son increíblemente importantes. No solo porque con la suma de ellas minimizaremos nuestro impacto en el planeta, sino porque estaremos dejando un valioso e imprescindible legado a nuestr@s hij@s al educarl@s como ciudadan@s responsables con el entorno. Esa es para mí, sin ninguna duda, la aportación más exponencial que podemos hacer: Educar día a día a nuestr@s pequeñ@s en el respeto. El cambio de mentalidad es la verdadera revolución.

Esta ha sido la gran motivación para escribir este cuento, mi pequeña contribución. 



Al final del libro, como en todos los que forman parte de la familia de Emonautas, se nos ofrece una interesantísima guía pedagógica donde se explican conceptos interesantes como el efecto invernadero y el calentamiento global, los recursos naturales, la huella ecológica o las tres R: Reducir, Reciclar y Reutilizar.

También nos ofrece actividades como crear nuestros propios juguetes reciclados, cultivar semillas o poner una hoja de papel al aire libre para ver cómo cambia de color debido a la contaminación.


¡Reflexionemos!

En nuestra mano está cuidar de nuestro planeta porque somos parte importante de esa contaminación, del consumismo desmesurado que hace que esa “Fabriquitis” se vuelva tan aguda y sobre todo enseñemos a nuestros hijos a respetar a nuestro planeta, que nos está pidiendo ayuda a gritos. Como bien dice Eva, el futuro no está solo en manos de las grandes corporaciones o los gobiernos.
TODOS tenemos que hacer algo.

Nuestros hijos son el futuro, y si no hacemos nada, son quienes verán cómo muere nuestro planeta poco a poco.



Compra el cuento "¿QUÉ LE PASA AL PLANETA?" en tu librería habitual o en la web de la editorial.


TEXTO E ILUSTRACIONES: Raquel Sáez Ferreras.

AUTOPUBLICADO.



De entre la bruma cayó un día una estrella ruidosa regordeta...
Que se metió en mi habitación.


Así comienza esta bonita historia que va tejiendo a través de sus páginas el más grande amor por una hermana o hermano.


Raquel Sáez Ferreras nos trae un emotivo álbum ilustrado escrito desde el corazón para aquella persona con la que ha compartido tanto: Su hermana.

Para un niño o niña la llegada de un hermano no siempre es fácil. Los celos muchas veces son inevitables al verse quizá en un “segundo plano” sin recibir tantas atenciones como hasta ahora y habiendo otra personita más pequeña que se las lleva.

Con este álbum Raquel trata de transmitir lo bonito que es tener un hermano o hermana con quien jugar, tener confidencias y a quien ayudar cuando lo necesite.
Entre la bruma, solo hay que prestar atención y ahí estarán esas estrellas que pueden cambiarnos la vida.



Y brillaba...
¡Cómo Brillaba!

Se iluminaron tantos inviernos con nuestros juegos de hadas.


Así habla Raquel sobre su estrella especial, aquella que brilla siempre tan intensamente para recordarle que siempre estará ahí, pase lo que pase.


COMO SURGIÓ "ESTRELLAS EN LA BRUMA" 

La llegada al  mundo de mi hermanita fue algo maravilloso. 
Por supuesto que nos peleábamos y surgían conflictos por tonterías, pero siempre éramos un apoyo indiscutible, un pilar para aferrarse fuertemente cuando había verdaderos problemas. Además de ser hermanas siempre hemos sido grandes amigas y aunque la distancia deja huella y muchas veces su ausencia duele sé que siempre estará ahí para darme un buen consejo, o para cabrearse con aquel que ha osado fastidiarme, o para tener el valor de reprenderme si cree que he hecho algo mal. Podría escribir un millón de cosas de mi hermanita y todas serían buenas. Para mi ella es una gran musa y decidí hacerla protagonista de varios de mis libros de una forma que salió prácticamente sola.
Una heroína real de carne y hueso y por su puesto de papel, poesía y acuarela que ocupa un lugar muy importante en mi vida. 



Con unos trazos llenos de color, Raquel representa ese amor tan grande entre hermanas. No solo se queda en la niñez sino que nos muestra esa complicidad a lo largo de su vida, unos lazos que ni la distancia puede romper. 

Una vida llena de cuentos con lugares imposibles y viajes llenos de aventuras volando sobre hojas de papel. Sueños compartidos, alegrías y penas, un hombro sobre el que llorar...
La madurez, el amor, la maternidad con más estrellas que divisar...


“Y de nuevo estrellas en la bruma
encontraremos en el camino. 
Y un día, entre la bruna, llegará a ti
La estrella más brillante”


Un homenaje emotivo que incluso puede ayudar a los más pequeños a ver que la llegada de un hermano no es nada negativo, al contrario, es el comienzo de una gran aventura, la más grande de sus vidas.







Compra el cuento "ESTRELLAS EN LA BRUMA" en Amazon.

TEXTO: Lorena A. Martí.

ILUSTRACIONES: Alejandra González.

EDITORIAL: Cuatro Hojas.


LA TRAMA

Filomena García es una niña con las cosas muy claras, y por eso ha decidido que a partir de ahora va a ser Filomena Calcita y que ella misma puede elegir lo que le gusta y lo que no.

Filomena está cansada de flores rosas decorando su pelo, de collares con corazones fucsias, pesadas tiaras de princesa, pulseras con purpurina, zapatos con tacón y faldas con lentejuelas.

Ella quiere llevar pantalones, no quiere saber nada de flores en el pelo y si lleva collar que sea de un rojo amapola.

Quiere cambiar su colección de muñecas por la de minerales y si hay que comprar zapatos, mejor sin tacón para poder correr.


En definitiva quiere ser ella misma.



Lorena A. Martí nos trae de la mano de la editorial cuatro hojas una historia sobre la libertad de ser uno mismo, un cuento para reflexionar cómo el entorno nos condiciona para tomar nuestras propias decisiones.

Tanto a la hora de vestir o jugar, como de estudiar o trabajar, siempre hay unos roles muy marcados en la sociedad que nos “obligan” a decidir en contra de lo que realmente deseamos.

Hay en el libro un estupendo texto escrito por el enfermero de pediatría Armando Bastida,  a quien admiro mucho por cierto, que resume perfectamente lo que la autora quiere transmitir con la historia de Filomena:

“Desde que nacemos, de manera inconsciente, nuestro entorno directo, y también el indirecto, nos envía mensajes constantes que nos dicen cómo debemos vestir, cómo debemos hablar, cómo comportarnos, cómo y con qué jugar, con quién nos podemos juntar y con quién no y de qué color debemos pintar nuestra vida y nuestras experiencias para poder formar parte de una sociedad a la que, en general, importamos muy poco.
Sin quererlo, o quizás sí, nos empujan a ser tan lo que sea como son los demás. Quizás «tan brillantes», quizás «tan valientes», quizás «tan auténticos», aunque a menudo tiende más a un «tan del montón», «tan invisible» o «tan lo que esperan de ti» para no desentonar, para no llamar la atención, sin darse cuenta de que parece importar más lo que piensen los demás de nosotros, que lo que pensemos de nosotros mismos.



Filomena solo es una niña y, como todas las niñas, tiene claro lo que quiere. Dependerá de su entorno el respetarlo o no, porque la obligación de los padres y madres no es moldear a sus hijos para que sean lo que quieren que sean, sino ofrecer una educación para que sean respetuosos consigo mismos y con los demás, y sobre todo libres. Libres de ser quienes quieran ser. Libres de intentar lo que se propongan. Libres de soñar y alcanzar, por qué no, sus propios sueños.
Porque cada niño y cada niña llega al mundo siendo una persona única. ¿Especial? No tiene por qué. Pero sí única. No les quitemos eso.
Bravo, Lorena, por plasmarlo en tan pocas letras y tan pocas frases, porque Filomena tiene el derecho de ser quien ella quiera, por el mero hecho de SER.”



La libertad de ser uno mismo es lo que Lorena trata de transmitir en este álbum, y así nos lo cuenta:

CÓMO SURGIÓ "FILOMENA"

En palabras de la autora Lorena A. Martí

Filomena nació de una lluvia de ideas que Patricia Pérez (diseñadora e ilustradora) y yo llevábamos entre manos a principios del 2019. Nos preguntábamos qué temas son necesarios mostrar a los peques. Hablamos de valores, de estereotipos de genero… De niñas y niños que no encajaban en lo que se esperaba de ellos y ellas. De imposiciones y creencias arraigadas y dañinas. Y ahí se materializó Filomena. Filomena es la que dice basta, la que reflexiona, la que no se resigna y la que acepta y respeta. Su creación fue muy fluida. Como si hubiera abierto una compuerta cerrada desde hace mucho tiempo y empezó a salir todo en una dirección. Su nombre, su carácter, sus gustos… todo salió casi automáticamente al sentarme a escribir. 




Con Alejandra González a los pinceles, se nos muestra en la misma portada a una niña enfurruñada, de melena enmarañada y con una tiara en la cabeza que precisamente no está muy bien colocada, con lo que podemos intuir qué nos vamos a encontrar en su interior.

Alejandra ha dado vida a Filomena con una paleta de colores vivos y fondos neutros para atraer la atención sobre nuestra protagonista. Una niña que evoluciona a lo largo de las páginas, pasando de la tristeza y enfado iniciales a sonreír porque por fin consigue liberarse y dice: ¡basta!

Vemos cómo le regalan muchas cosas en sus cumpleaños: Siempre le cae alguna pulsera o collar de color rosa, faldas con lentejuelas o lacitos (¿por qué no? si es muy femenino y además de niña) y como no, los zapatos de tacón.

Pero, quien hace esos regalos ¿se ha molestado en pensar o al menos preguntar qué es lo que realmente le gusta a Filomena? Cuando regalamos algo ¿nos damos cuenta lo condicionados que estamos muchas veces por esas imposiciones o creencias tan arraigadas como Lorena nos ha contado?

El hecho de ser una niña no significa que le gusten las muñecas o los lazos rosas, o a un niño los balones de futbol y los legos. Debemos salir ya de esos tópicos tan equivocados que en muchas ocasiones pueden llevar a crear niños infelices, introvertidos porque no se atreven a expresar lo que realmente quieren con las consecuencias que ello puede acarrear.

Dejémosles que elijan lo que quieren ser o hacer, dejémosles ser FELICES.





Compra el cuento "FILOMENA" en tu librería habitual o en la web de la editorial.