Últimas entradas


TEXTO: Amaia Del Campo (Cuentos en la nube).

ILUSTRACIONES: Esther Voltá.

EDITORIAL: El Dodo lector.

IMÁGENES DE VÍDEO: Archivo con licencia. 


Esta leyenda que os traigo es muy especial para mí. Fue un encargo de la editorial El Dodo lector, que me animó a escribir una historia para su álbum HISTORIAS PARA APRENDER A CONFIAR EN TÍ, ilustrado por Esther Voltà.
Este álbum forma parte de una colección llamada “Historias para aprender a trabajar la inteligencia emocional”, en la que varias escritoras hemos acompañado a los autores Aurora Soto y José Losa a lo largo de cuatro volúmenes. A las ilustraciones están la fantástica Esther como ya he comentado y el maravilloso @jesuso_ortiz (seguidles en instagram porque su creatividad es maravillosa).

Podéis ver el booktrailer de la colección clicando AQUÍ. Y si os ha gustado, podéis adquirir los ejemplares AQUÍ.


Much@s conocéis mi trabajo, las narraciones, locuciones, teatro, canto en un coro y me estoy formando para ser actriz de doblaje. Imaginaros lo que es para mí la voz, y si la perdiera…

A Luna, la protagonista de esta historia, un viento de primavera se la arrebató sin avisar. ¡Pero ella nunca se dio por vencida!


Una niña contadora de historias (como yo) y que cantaba canciones de pueblo en pueblo, a aquellas y aquellos que quisieran escucharla. Niñas y niños, ancianas, madres, granjeros y panaderas... TODOS se sentaban a escuchar a Luna. Incluso el hombre de la montaña, cuando la pequeña subía a los altos pastos con su rebaño, la escuchaba cantar atentamente viendo cómo su rebaño la seguía allá a donde fuera. Por eso la llamaba: Luna, la del rebaño encantado.

Cuando se quedó sin voz el mundo se le vino abajo, pero como os digo, ella no se dio por vencida y algo especial surgió a través de su fuerza y coraje: La lengua de signos.
Una oportunidad perfecta para hablar sobre ella con los más pequeños, tanto en casa como en el aula.
Espero que os guste esta leyenda y os toque un poquito el corazón. Me encantaría que me dejarais un comentario para conocer vuestras sensaciones sobre esta historia o experiencias particulares.