Suscribirte por RSS: Rss
Cuentos en la Nube

TEXTO: Carolina Cebrián Escobar.

ILUSTRACIONES: Daniel Estandía.

AUTOPUBLICACIÓN


Me gustan los álbumes sencillos y directos que ayuden a todos a comprender mejor una condición como en este caso es el TEA.
A día de hoy sigue sin comprenderse y lo que es peor sigue siendo un estigma lleno de prejuicios. En el caso de los álbumes ilustrados como “Tu encanto es amor”, creo de verdad que vienen muy bien para hablar a los más peques y sus familias sobre cómo son los niños con TEA y poder comprender sus necesidades y reacciones para poder ayudarles.




Carolina Cebrian Escobar nos trae un álbum cuyo protagonista es quien nos explica cómo es un niño con TEA, cómo reacciona ante distintas situaciones y cómo podemos ayudarlo en el proceso. Lo hace de una forma muy simpática sin caer en ningún tipo de drama y con toda la naturalidad del mundo, porque así son ellos, naturales y auténticos. 
Bajo los pinceles de Daniel Estandía con una paleta de colores muy concreta de tonos azulados, rosas, turquesas y amarillos, nos presentan a un pequeñuelo que derrocha dulzura y simpatía.
Con un texto rimado nos explica cómo a veces se le olvida saludar, que se pone muy nervioso si le gritan o que no le gusta jugar solo. Que no es raro, ni tonto, ni malo… Palabras que muchas veces he oído y que hacen daño por simple ignorancia: - Ese niño es malísimo porque no hace más que pegar.  ¿Nos hemos parado a comprenderlo? ¿Por qué esa frustración y sus reacciones? 


¿Por qué a mí? 
¿Por qué a mi familia?
¿Por qué a mi hijo?

Son preguntas frecuentes que muchas familias se hacen cuando sus hijos son diagnosticados de autismo.
Una cosa que me parece de vital importancia y que la autora recalca en la guía para padres de este álbum, es convertir esos “por qué” en “qué”.
Cambiar preguntas como ¿Por qué es así? ¿Por qué se comporta de esa manera? Por otras como ¿qué hago ahora? ¿Qué me planteo para ayudarlo?




Una guía completa y sencilla que va directa al grano para ayudar a comprender un poquito más el TEA y que debería trabajarse tanto en las casas como en las aulas.