Suscribirte por RSS: Rss
Cuentos en la Nube

SI YO TUVIERA UNA PÚA Edit


TEXTO: Teresa Arias y Eva Clemente.

ILUSTRACIONES: Eva Clemente.

EDITORIAL: Emonautas.


LA TRAMA

Pepincho Repúa quiere encontrar amigos y sale al bosque a pasear. En el camino se encontrará con el zorro Rufino, la perra Inés, el conejo César... todos ellos necesitan unas púas que Pepincho les regala con toda su buena intención, creyéndose el pobre que ha encontrado amigos. 
Pero nada más lejos de la realidad, sus supuestos "amigos" solo se mueven por el interés. Una púa para zurcir un calcetín, unas cuantas para sujetar unas melenas muy tupidas, otras cuantas para usarlas como mondadientes....pero a cambio... nada de nada.

Todo ello le servirá como una gran lección de aprendizaje, que la amistad no se consigue a toda costa cuando a uno le afecta tanto, y sobre todo que se puede decir que NO cuando uno no quiere aceptar algo que no le parece justo.


©Emonautas

Hace tres años que nació este álbum de las cabecitas de Eva Clemente y Teresa Arias, editoras de "Emonautas" y que desde entonces no ha parado de viajar por las casas, bibliotecas y aulas.

Un cuento con el que poder trabajar la asertividad con los más pequeños. Es importante ser críticos con nosotros mismos y con los demás, sin hacer daño a nadie pero sabiendo marcar bien nuestros límites.

¿Cuántas veces nos hemos sentido incapaces de decir que NO frente a algo que no nos gusta? ¿solo por respeto a la otra persona, quizá por amistad o por no herir sus sentimientos?

¿Cuántas veces incluso aun sabiendo que esa persona solo te quiere por interés?

Yo no llevo la cuenta. Hasta que un día, quizá tarde pero ya sabéis, mejor que nunca, mi cabeza dijo: Hasta aquí hemos llegado. Sigo trabajándolo hoy en día, es algo que me cuesta, lo reconozco y por eso me parece importantísimo que los niños conozcan los límites desde pequeñitos. 

Esto nos cuenta la estupenda guía didáctica que aparece al final del libro, escrita por Teresa Arias que además de ser escritora es terapeuta, con puntos interesantísimos para trabajar: 

"Es importante que en cada etapa les pongamos límites al mismo tiempo que les dejamos espacio para que puedan desarrollarse como seres independientes a nosotros.
De lo contrario, podríamos estar favoreciendo futuros comportamientos de aceptación y sumisión como los que se muestran en el cuento, donde vemos a Pepincho intentando agradar y haciendo lo que los demás le dicen, con el único fin de ser aceptado y que lo quieran como amigo. Esto es algo que nos sucede frecuentemente y de lo que no somos conscientes muchas veces: Preferimos aceptar que otros se aprovechen de nosotros o incluso nos traten mal, a que nadie nos haga caso. Dicho de otra manera, preferimos recibir "caricias negativas" antes que no recibir caricia alguna y sentir que estamos solos. 

Por eso, si les enseñamos desde pequeños a cultivar el amor hacia sí mismos, evitaremos que en el futuro puedan sentir miedo a la soledad."

©Emonautas


Pepincho solo busca amigos, y no se da cuenta de que se aprovechan de él quitándole todas sus púas que él ha ofrecido amablemente en busca de esa amistad y aceptación. Pero luego, a la hora de devolverle el favor, cuando el pobre Pepincho más lo necesita, ninguno de ellos le ayuda.

Conozco casos en colegios de chantajes emocionales como: Si no me traes un regalo, no soy tu amiga (en niños de 4 y 5 años)... y de ahí... a cosas mucho peores. El problema es cuando los peques ceden a esos chantajes, por ese miedo a la soledad, a no ser nadie frente a los demás, a esa gran necesidad de  aceptación.

Trabajar la asertividad es algo vital para el desarrollo de nuestras vidas, cuanto antes mejor. Nuestros hijos deben saber que pueden marcar unos límites y que la palabra NO está en nuestro vocabulario y es nuestro derecho utilizarla.

La autoestima también entra en juego, enseñarles a quererse a sí mismos, a ser educados cuando marcan los límites y desde luego, nosotros somos sus guías y ejemplo.


©Emonautas

Como bien apunta Teresa en la guía para padres, "Debemos animarlos a hablar desde el corazón acerca de aquello que sienten, piensan o les preocupa. Y explicarles que siempre pueden dar su opinión sin miedo a ser rechazados por ello. Al igual que deben ser tolerantes y respetuosos con las opiniones de los demás."

Si quieres saber si Pepincho conseguirá darse cuenta y decir que NO, ¡corre! ve al vídeo que encabeza el post y no te lo pierdas.




Compra el cuento "SI YO TUVIERA UNA PÚA"en tu librería habitual,  en la web de la editorial..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta y déjanos tu opinión!