Suscribirte por RSS: Rss
Cuentos en la Nube

EL GRAN CIRCO IRIS Edit


TEXTO: Berni Pajdak.

ILUSTRACIONES: Silver Ríos.

EDITORIAL: Edicions Calligraf.


LA TRAMA

Toni es un niño extraordinario, no es como los demás. Sabe pintar de maravilla, le encanta el circo y maneja muy bien su silla de ruedas.

Cada año, el circo llega a la ciudad y Toni lo espera como agua de Mayo tachando del calendario cada día que pasa.

¡Y llegó el día!
Toni está nervioso, ¡no puede esperar! Toda la familia se sienta en primera fila ¡y comienza el espectáculo!

Equilibristas, malabaristas, acróbatas y payasos hacen las delicias de los espectadores.
Cuando uno de los payasos pide un voluntario para acompañarlos en el escenario... ¿adivináis quién sale?

¡Pues claro! ¡Nuestro Toni!

El pequeño no duda en vestirse de payaso y sacar partido a su silla de ruedas para montar un show divertido y genial. Toni no podía ser más feliz, ¡había cumplido su sueño!



“Lo que nos hace diferentes es a la vez lo que nos hace únicos y nos convierte en seres extraordinarios.
Vivir la vida con Valentía y coraje es el primer paso para aceptarnos a nosotros mismos, a los demás, y construir una sociedad donde la diferencia pueda ser la norma y no la excepción.”

Carme Teixidor
Psicóloga y Directora del Centro de Día Pere Llonch de Mifas.


Cuando Berni Pajdak me invitó a conocer su historia, me costó fijarme en la silla de ruedas de Toni, que aunque es evidente en la ilustración, yo solo vi a un niño sonriente dibujando y marcando un montón de “x” en el calendario.

Y es precisamente lo que me gusta de esta historia. Que la discapacidad pase a un plano secundario. Berni nos la presenta de manera directa pero no ahonda en ella, ni en emociones negativas que quizá pueda sentir alguien que no puede caminar. No, Toni es un niño feliz, y transmite muchísima positividad con cada una de sus sonrisas, salvo cuando está despertando... normal... ¿quién sonríe cuando suena el despertador y nos saca de nuestros dulces sueños? (Un poquito más mamiiiii...)

Me encanta cómo su hermana lo cuida y acompaña. Le da ánimos para que tenga paciencia, le ayuda a vestirse y no duda en llevarlo al circo para que Toni cumpla su sueño.



Como siempre me gusta saber el origen de las historias que reseño, Berni nos lo cuenta:

“Me encanta escribir, crear mis propias historias, transmitir emociones, provocar sonrisas y pensamientos, hablar de las cosas importantes que cuentan en la vida y de las insignificantes que simplemente nos divierten. Por que, en la literatura, como en la vida propia, ¡hay sitio para todo!
Me inspira el equilibrio y es lo que quiero conseguir en nuestros cuentos infantiles, gracias a las emocionantes historias y magnificas ilustraciones. Como dice Sara hermana de Toni -"Si no lo intentas, nunca pasará!"

La idea fue no machacar a los lectores con la imagen de la silla de ruedas, que la silla este pero de la manera discreta - entera sale solamente en las escenas de actuación circense, donde el prota se lo pasa bien en plan payaso gamberro (y nosotros nos lo pasamos muy bien con el) - de esta forma conseguimos que los peques la asimilen como algo positivo y un objeto normal y que vean a Toni como un chico cualquiera, que no deja de ser un niño por llevar la silla.”



Y efectivamente, esta no es una historia de un niño que sufre, ni de superación si quiera, eso Toni ya lo dejó atrás siendo feliz a pesar de tener que usar una silla de ruedas para moverse.

La historia se centra en su pasión por el circo, en la diversión y el saber reírse de sí mismo. Sacando partido hasta a lo que parece que le supone una barrera, pero que en realidad es algo que simplemente forma parte de él y con la que consigue realizar carreras con otros payasos recibiendo aplausos de todo el público.

Las ilustraciones de Silver Rios se encargan de ayudar al texto a transmitir esa positividad y normalidad. Niños alegres que siempre sonríen (repito que el papel de la hermana también es importante) nos llevan por cada página invitándonos a “degustar” una paleta de colores alegre y vibrante que aún se torna más colorida cuando llega la parte del circo. 


Los gestos de todos los participantes de este álbum nos dejan claro que estamos ante una historia divertida y alegre, algo cotidiano que Silver ha sabido plasmar con total naturalidad, dando importancia al sueño de Toni y a mostrarnos cómo lo cumple, dejando a la silla de ruedas como una mera acompañante de viaje, sin darle más importancia en sus ilustraciones.

Está claro que por ser diferentes no somos menos que nadie. Las pequeñas o grandes diferencias nos hacen especiales, extraordinarios.



El aceptarnos a nosotros mismos hará que seamos empáticos con el resto, comprender todo los que nos rodea y sobre todo respetar a quien sea diferente, porque detrás de una preciosa sonrisa o incluso una carita triste, seguro que se encuentra un valiente luchador o luchadora.






Compra el cuento "EL GRAN CIRC IRIS"en tu librería habitual  o en la web de la editorial. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta y déjanos tu opinión!