Suscribirte por RSS: Rss
Cuentos en la Nube

DESAYUNO DE PRIMAVERA Edit


TEXTO: Pilar Redondo Benítez.

ILUSTRACIONES: Joana Bruna.

EDITORIAL: Amigos de papel.


Llega la primavera al bosque y los animales despiertan de su letargo. Es hora de que todo cobre vida y color de nuevo.

Zorro decide salir a dar un paseo para aprovechar esa bonita mañana, cuando se encuentra con una cesta y un apetitoso pastel de manzana dentro de ella. A pesar de las ganas que le entran de comérselo, decide buscar al dueño o dueña de ese pastel para poder compartirlo.

Por el camino se encontrará con sus amigos Castor, Ardilla, Ciervo y Conejo. Todos ellos se unen a la misión de Zorro, pensando en que quien haya perdido el pastel, querrá compartirlo con todos ellos.

¿Conseguirán darle un bocado?

Sigue leyendo si quieres saber el final de esta historia (si no has visto antes el videocuento)...


©Joana Bruna


Pilar Redondo Benítez nos trae un texto optimista, alegre y sobre todo de amistad.
La primavera trae consigo el aumento del buen humor (por lo general) quizá por ver más a menudo el sol, acompañando a la naturaleza que vuelve a vestirse de un manto verde y florido. Sí, también trae alergias y esa dichosa astenia que nos deja sin ganas de nada peeerooo... No vamos a hablar de lo negativo ¡No!

En esta historia aparecen una serie de personajes que nos sorprenden por su empatía, amabilidad y optimismo.
Un zorro se encuentra un pastel y en lugar de comérselo (que es lo que harían muchos) decide buscar a su dueño o dueña porque tal vez lo eche de menos y si se lo devuelve... quizá... quiera compartirlo con él. ¿No es un amor?
Me sorprende la inocencia del Zorro y sus amigos... me encanta su actitud, porque, seamos sinceros, ¿cuántos de nosotros devolveríamos algo tan jugoso?

¡Yo sí! Estáis pensando much@s... Pues yo también pero hay quien no puede resistirse a quedarse algo que encuentra en la calle, llámese comida, dinero, un móvil...

©Joana Bruna

Los animales del bosque nos dan una buena lección. Generosos sin tener el más mínimo resquicio de duda, van por el bosque en busca del dueño o dueña del pastel.

En su paseo, cada uno va aportando lo mejor de sí mismo: Castor va tallando un trozo de madera, Ardilla haciendo collares para sus amigos, Ciervo trenzando unas hierbas y conejo cantando y tocando el ukelele. 

¿Y por qué surge una historia así? Veamos qué nos cuenta la autora.

CÓMO SURGIÓ " DESAYUNO DE PRIMAVERA"

En palabras de la autora Pilar Redondo.

" En mi caso todas las historias infantiles surgen desde que soy madre. ¡Qué manera de aprender, son fuentes inagotables de sabiduría!
Desayuno de primavera surgió un buen día contándole a mis hijos un álbum mudo. Nos surgió la pregunta: ¿Qué haríamos si algún día nos encontráramos algo y no hay nadie alrededor?
Poco a poco con la lluvia de ideas que hicimos me senté a ponerla en orden. Le dí ritmo, musicalidad y un final sorprendente.
Sentí la necesidad de plasmar la bondad de los comentarios de mis hijos. El buscar cueste lo que cueste a esa persona; El compartir; los buenos modales; la amistad; la aceptación; la coeducación; la inclusión...
No dejaron de sorprenderme, no los escuché decir en ningún momento ¡Nos lo quedamos! era de alguien y tenía que recuperarlo. Podría ser su bien más preciado. 
Es un texto educativo, con personajes que transmiten valores. Está ambientado en la primavera, rodeado de paz, armonía y naturaleza. Pero sobre todo es un álbum para jugar y pasarlo bien, con su cancioncilla, su  retahíla constante 
cada vez que entra un personaje..."

©Joana Bruna


¡Tralarín, tralarán, entretenidos van!


Canta “la voz en off” una y otra vez para que el lector forme parte de esa estructura acumulativa de la que se compone esta historia.

Las ilustraciones de joanna Bruna dan vida a la Primavera con colores verdes, turquesas, rojos, rosas, amarillos o marrones. Con sus pinceles nos presenta a unos animales con ropas curiosas y sonrisas infinitas. Son felices, pero más lo serán cuando lleguen a su destino.

¿De quién es ese rico pastel que todos están cuidando con cariño y esmero?

Otra habitante del bosque les está esperando. Osa, tan grande y generosa, danza con un colorido vestido esperando a sus nuevos amigos.

Sí, Osa puso ese pastel para hacer amigos y parece que los ha encontrado. Ha montado una fiesta de bienvenida y todos colaboran aportando los adornos que han ido preparando por el camino.

¿No es para comérselos a todos?

©Joana Bruna

Osa ha hecho un pastel para compartirlo con aquel que quiera unirse a su fiesta, y el resto de los animales han dado una vuelta por el bosque sin tocarlo (mira que el olorcillo... pero han aguantado sin darle el mínimo bocado).

A partir de entonces, todos los años celebran así la llegada de la primavera. Gracias a la generosidad de todos, la primavera se viste de alegría y compañerismo.




Compra el cuento "DESAYUNO DE PRIMAVERA" en tu librería habitual o en la web de la editorial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta y déjanos tu opinión!