Suscribirte por RSS: Rss
Cuentos en la Nube

Booktrailers

No sólo de cuentos vive el alma...

BET Y EL TEA Edit


TEXTO: Anna gusó.

ILUSTRACIONES: Joanna Bruna.

EDITORIAL: Ediciones Bellaterra.


LA TRAMA

Bet es una niña de 5 años alegre, revoltosa, cariñosa, inquieta y con autismo. 

Por si no lo tenemos claro, Bet nos cuenta en primera persona qué es el TEA (Trastorno del espectro autista) y  cómo afecta a las personas que lo padecen, pero sobre todo nos cuenta cómo es ella y sus peculiaridades, porque no hay dos personas con TEA iguales.



Cuando hablamos de cuentos necesarios, de aquellos que deben ser escritos para que niños y adultos comprendamos mejor ciertas cuestiones en nuestra sociedad, hablamos por ejemplo de “Bet y el TEA”.

Y digo esto porque gracias a este tipo de cuentos podemos llegar a comprender mejor trastornos como en este caso el autismo. Gracias a mamás valientes y luchadoras salen a la luz cuentos en los que vuelcan todos sus sentimientos para contarnos su día a día, para ayudarnos a comprender cómo viven y sobre todo sienten sus hijos. Pero ante todo cuentos que ayudan a sus propios hijos a ser parte de esta sociedad, niños felices que se relacionan con total normalidad, tan solo necesitan ser comprendidos.

Anna Gusó es licenciada en psicología y actualmente trabaja en la orientación laboral de jóvenes. Es madre de una niña con TEA y ha participado en diversas sesiones de formación, conferencias y seminarios para ofrecer un enfoque de este trastorno a través de la familia.

¿Y qué mejor vehículo que un cuento para poder hacerlo?

CÓMO SURGIÓ "BET Y EL TEA" 

En palabras de la autora Anna Gusó:

Bet y el TEA surgió de la necesidad que como padres sentíamos de explicar a nuestro entorno qué le sucedía a nuestra hija y cómo podíamos ayudarla. Pensamos que un cuento era una manera sencilla de hacerlo, pero como no hay dos personas con TEA iguales, no encontramos ninguno que nos convenciera. 

Por eso, decidí crear nuestro propio cuento, con fotografías de situaciones cotidianas de Bet, hablando de sus dificultades y sus peculiaridades, y de cómo ayudarla. Su éxito fue tal, especialmente en la comunidad educativa y entre los terapeutas a los que Bet visitaba, que decidimos convertirlo en un cuento de verdad.

Llegados a ese punto, Joana Bruna se unió al proyecto. Joana, que, en su faceta de ilustradora, había publicado otros cuentos infantiles, conocía perfectamente a Bet por haber sido su educadora infantil en P3. Por eso la esencia de Bet se transmite en cada uno de los dibujos.
Y como queríamos que este cuento fuese un recurso útil para padres y escuelas, nos propusimos desarrollar una app para personalizar al personaje central y sus peculiaridades.

No solo esperamos que el cuento os guste, sino que sea también una herramienta útil en el día a día y contribuya a comprender mejor a los niños y las niñas con TEA, y a su inclusión en la sociedad.



Cada vez que me encuentro con un cuento de este tipo me emociona y me abre más los ojos. Ya conocimos a Iria Juaneda, otra mamá luchadora que se lanzó sin dudarlo a contarnos la historia de su hijo Marcos en “Marcos y la luna” (reseña aquí), “¿A qué jugamos luna?” (Reseña aquí) y más reciente “El gnomito de la luna” (reseña aquí).

Esta vez Anna nos abre las puertas de su casa para conocer a Bet, una niña alegre y revoltosa que nos cuenta cómo es su día a día, sus comportamientos, reacciones ante ciertas cosas, su forma de expresarse y sobre todo cómo podemos AYUDARLA.

Tengo que decir que me ha encantado. De una manera sencilla Anna nos explica una a una las características que hacen de su hija Bet una niña tan especial. Sobre todo explicándonos a los lectores, tanto pequeños como adultos cómo podemos ayudar y comprender a alguien como Bet.

Por poner varios ejemplos, Bet necesita saber por anticipado todo lo que se salga de su rutina diaria para no inquietarse. Si se lo cuentan con imágenes mejor que mejor.

Si Bet no hace caso cuando le llaman, no es que esté sorda o no quiera saber nada, es simplemente que a veces se concentra tanto que se encierra en su mundo y desconecta del resto. ¿Qué podemos hacer para “traerla de vuelta”? Ella nos lo explica:

“Para ayudarme, ponte a mi altura, busca mi mirada y háblame tranquilamente. Si atraes mi atención, volveré a conectar”.



¡Tomamos nota!


También nos cuenta que no tolera muy bien la frustración, así que nos sugiere armarnos de paciencia, ponerse a su nivel y desviar su atención ofreciéndole alternativas.

Le cuesta relacionarse con las personas y acostumbra a jugar sola y a su aire, pero si alguien le busca y acerca para jugar, ella estará encantada.

Con estos ejemplos y muchos más Bet nos abre un mundo nuevo, en esta sociedad en la que nos encanta juzgar o prejuzgar sin conocer a la otra persona. Un niño con TEA muerde y pega, tiene rabietas y puede quitarse la ropa y pasearse desnudo. ¿Es justo juzgarlo y tratarlo de mal educado? El sentido común dice que NO. La mayoría de las veces se hace por desconocimiento, pero hay personas que aun sabiendo que la persona padece este trastorno la juzga sin miramientos apelando a la mala educación. (Facebook, esa red social donde todos somos jueces y verdugos).



Las ilustraciones de joanna Bruna, como hemos leído anteriormente, muestran con perfecto conocimiento ese día a día de Bet. Con predominio de fondos blancos para no distraer la atención, Bet está representada como una simpática niña de pelo rizado, jersey a rayas y vaqueros. La vemos enfadarse y emocionarse, dar miles de besos, bailar y hasta surfear en una tabla de planchar ¡Ay madre!



Me gusta cómo Joanna la representa en la portada, vemos a Bet a todo color saludando alegre y en representación de cada una de sus emociones, multiplicada con trazos en blanco y negro.

Emociones que muchas veces las personas con TEA no saben gestionar y está en manos del resto el poder ayudarles, ofrecerles herramientas para que no se les haga tan difícil.
Por eso tengo que dar un GRACIAS muy grande a Anna por crear este cuento y compartir un poquito de su Bet con nosotros.



Esta historia no solo está plasmada en papel, sino que se está desarrollando una app gratuita en la que se podrá personalizar el personaje y los textos para adaptarlos a cualquier niño. Así nos lo cuentan:


Como el Trastorno del Espectro Autista es muy amplio y queríamos que este cuento pudiera ser una herramienta útil para familias y escuelas, pensamos que podíamos desarrollar una App que permitiera personalizar el personaje central y editar los textos para adaptarlos a las peculiaridades de cada niño y niña. Desde el primer momento creímos que debía ser una herramienta gratuita para todos los que adquieran el cuento.

Además la App tendrá una parte pública y gratuita donde se podrá personalizar el personaje y descargar las distintas emociones. Pretende ser una herramienta para ayudar a los niños y niñas a reconocer las emociones y ayudarles a expresar cómo se sienten.

El dinero recaudado servirá para sufragar los gastos de creación y mantenimiento de la aplicación. Los mecenas aparecerán (si así lo desean) en los agradecimientos de la web www.labetieltea.com 
Esperamos no sólo que us guste, sino que sea una herramienta útil en el día a día y ayude a una mejor comprensión e inclusión de los niños y niñas con TEA.


Si te interesa aportar algo a este proyecto, visita el siguiente enlace: 

El libro está disponible en Castellano y Catalán.






Compra el cuento "BET Y EL TEA" en tu librería habitual, en la web del cuentoen Amazon.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta y déjanos tu opinión!