Suscribirte por RSS: Rss
Cuentos en la Nube

Booktrailers

No sólo de cuentos vive el alma...

EL GNOMITO DE LA LUNA Edit

TEXTO E ILUSTRACIONES: Iria Juaneda.

AUTOPUBLICACIÓN.


LA TRAMA

Érase una vez un gnomo niño que vivía solo en la luna, o mejor dicho, con ella. Con ropa un tanto peculiar de colores verdes y anaranjados tenía precisamente un mechón de pelo de este último color, vivo como el sol.

Se pasaba las noches saltando hasta que se cansó, aburrido de hacer siempre lo mismo. Lo que él deseaba era visitar el planeta tierra, esa gran bola azul que observaba desde la distancia.
Lo que no sabía era todo lo nuevo que iba a descubrir...

MIS IMPRESIONES

Ya conocemos a Iria Juaneda, una mamá luchadora con un peque llamado Marcos con un trastorno poco conocido denominado TEA: Trastorno del espectro del autismo.

Sus dos anteriores álbumes, “Marcos y la luna” (puedes leer la reseña aquí) y “¿A qué jugamos luna?” (y aquí), nos cuentan cómo es Marcos, los comportamientos característicos de un niño con TEA para ayudarnos a adultos y pequeños a comprender que precisamente no son personas incapaces de comunicarse, sino todo lo contrario, están deseando hacerlo pero no saben cómo.

Esta vez en “El Gnomito de la luna” no es Marcos el protagonista, sino un gnomito simpático e inquieto que un día dejó de saltar sobre la luna y pidió un deseo a su amiga: Viajar a la tierra para descubrir cosas nuevas.

La luna es un referente en los cuentos de Iria, porque Marcos nunca ha dejado de mirarla y hablar con ella. Una fiel amiga, siempre cuidándolo en su día a día y que le aporta herramientas para sentirse seguro. Un personaje que se comunica directamente con el lector para contarnos qué es lo que un niño con TEA necesita y cómo podemos ayudarle.


El gnomito vive solo con la luna y ésta no duda en ayudarlo para viajar a la tierra y así poder descubrir las sorpresas que allí le aguardan (tendréis que descubrirlas). La amistad y el respeto formarán parte de su gran viaje.

Como siempre me gusta conocer el origen de todas las historias que forman parte de la nube, Iria nos lo cuenta al final del libro, en una estupendísima guía para padres de la cual os hablaré unos párrafos más adelante:

CÓMO SURGIÓ EL GNOMITO DE LA LUNA

En palabras de su autora Iria Juaneda

"El Gnomito de la luna” apareció en mi mente casi sin pensarlo, a través de esta guía quiero compartir con vosotros cuáles son los objetivos que me impulsaron a crear el libro. El autismo es un trastorno a un desconocido alrededor del cual hay muchos mitos y desinformación. 
A través del gnomito descubriremos muchas características del TEA (trastorno del espectro del autismo) que nos pueden ayudar a tener una visión más real. Si podemos llegar a comprender el porqué de determinadas conductas seremos capaces de contribuir a que el día a día de muchas personas sea más sencillo. 

Son personas que, pese a lo que creemos, están deseando comunicarse y compartir con los demás, solo que a veces no saben cómo hacerlo. No viven en su mundo, viven en el mundo de todos. El cuento ofrece ejemplos para niños y adultos sobre cómo interactuar y ayudar a personas con un trastorno socio-comunicativo. Ya sabéis que Marcos no es el protagonista del cuento, él también quiere y puede ayudar a los demás, esta nueva historia ha hecho crecer su autoestima.

Concienciar y sensibilizar a la sociedad sobre la diversidad es algo de todo. En el libro no pretendo hablar solo de autismo u otras diversidades funcionales, cada uno de nosotros somos diferentes y tenemos nuestros desafíos. Si reflexionamos sobre ello, nos daremos cuenta de que estamos hablando de algo que nos afecta a todos, en nuestras manos está el cambio con pequeñas acciones. Una de las luchas diarias que tenemos las familias de niños con TEA es dar visibilidad a las dificultades de nuestros hijos que a menudo parecen niños maleducados que hacen lo que quieren, pero no tiene nada que ver con la realidad.

Son niños que merecen crecer felices y en igualdad de condiciones, como el resto de los niños, como uno más que son. Acabemos con los prejuicios, vivamos la diversidad con naturalidad, ayudándonos unos a otros, sin señalarnos. No hablemos de inclusión, hablemos de convivencia.



Puedo decir que la dulzura que transmiten estos tres cuentos que Iria ha escrito e ilustrado con sus propias manos (lo cual los hace infinitamente más especiales) me han ayudado a comprender ¡y mucho! que un niño autista no está enfermo ni es diferente a los demás (algo que mucha gente piensa por simple desconocimiento entre las cuales me incluía), solo necesita un poco de ayuda para poder comprender algunas situaciones que le rodean y con un empujoncito será capaz de afrontar aquello que le da miedo o le supera. Os agradezco Iria y Marcos por abrirme los ojos y espero que a muchísimas personas también.

En la guía para padres que os he comentado anteriormente podemos leer detalladamente todo lo que Iria intenta transmitir sobre los niños con TEA, una forma resumida pero perfectamente explicada que imagino no habrá sido fácil para contar tanto en tan pocas páginas.

Nos cuenta cosas como las dificultades que tienen a la hora de comunicarse: No saludar o no comprender el significado de palabras como por ejemplo “jugar” que aparece en la historia del Gnomito.

A las personas con autismo les cuesta pensar que hay otras mentes a parte de las suyas y por eso quizás no sean capaces de pensar que pueden llegar a molestar a alguien por ejemplo metiendo ruido y tampoco muestran interés por compartir sus inquietudes con otros.

Tienen dificultades para organizar tareas, resolver problemas o controlar sus impulsos. Tienen que tener control absoluto de su día a día, de todo lo que va a suceder, por eso resulta efectivo anticiparles lo que va a pasar para evitarles estados de ansiedad.


Dentro del cuento nos encontramos también con un microrrelato llamado “La historia del Mechón Naranja”. Una historia para hacernos reflexionar sobre las capacidades que todos y cada uno de nosotros poseemos, ese don que nos hace especiales.
Algo que Iria recalca en todo momento: Las personas con TEA u otras diversidades funcionales y TODOS nosotros somos especiales, librándonos de los prejuicios y viviendo la diversidad con naturalidad.
Y lo más importante, nos habla de la superación. La confianza en nosotros mismos para superar cualquier obstáculo.

Propuestas muy interesantes se incluyen en la guía para contarnos cómo ayudar a una persona con TEA a la hora de comunicarnos con ellos, como por ejemplo acercarnos despacio, hablarles mirándoles a los ojos y sobre todo respetando los gustos de la persona ya que puede no interesarle lo que le proponemos porque no está preparada para ello.


Otras actividades que Iria nos propone finalizan esta guía haciendo preguntas al lector para reforzar la empatía hacia los demás, tratando de comprender las necesidades del gnomito y las propias. Páginas en blanco y negro para colorear a su protagonista, preguntas para reflexionar sobre el cuento y un código QR para poder descargar fichas educativas con las que disfrutar y aprender.

Un álbum con un claro mensaje de respeto a la diversidad y lleno de color como la ilusión de su autora, una mami que no cesa de trabajar por y para su peque y las personas como él que necesitan únicamente que las comprendamos.

Recalcar que los beneficios obtenidos por la venta de este y los anteriores libros irán a parar a la asociación de autismo y diversidad funcional "MARCOS Y LA LUNA".




Compra el cuento "EL GNOMITO DE LA LUNA" en tu librería habitual o contactando con la autora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta y déjanos tu opinión!