Suscribirte por RSS: Rss
Cuentos en la Nube

AGUA, GOTITAS MÁGICAS Edit


TEXTO:  Gisela Burunat.

ILUSTRACIONES: Adrián Lucas.

EDITORIAL: Cuatro hojas


LA TRAMA

Todo lo que los niños necesitan saber sobre el agua está explicado en este cuento en forma de 15 versos en los que se descubre este bien tan preciado en muchos de sus aspectos. El agua, el líquido elemento que tanto les llama la atención es el protagonista de cada una de las páginas y que gracias a ellas los niños tomarán conciencia de lo importante que es conservarlo.

 MIS IMPRESIONES

¿Qué tendrá el agua que a los peques tanto llama la atención?

Eso mismo se preguntaba su autora, Gisela Burunat, que se animó a escribir este pequeño cuento de la mano de la editorial Cuatro hojas, con textos breves, rimados y en mayúsculas para el deleite de los más peques y adultos, porque nunca está de más recordar que el agua es vital para la existencia, la nuestra y la de otros seres que pueblan el planeta. 

Nos lo presentan en un formato pequeño, muy cómodo para que los peques lo manejen y está cargado de humor gracias a las geniales ilustraciones de Adrián Lucas que acompañan a textos que hablan directamente al lector:

“Cuando no la uses, cierra bien el grifo, el agua es valiosa, ¡No gastes ni un pizco!”


Frases como esta ayudan a que desde bien pequeñitos tomen conciencia del cuidado del medio ambiente, en este caso de un bien tan preciado como el agua.

En la portada vemos a dos hermanos paseando sobre los charcos y pienso en el poderoso atractivo que tienen para los niños, ¡porque el agua también está para divertirse! Da igual que vistas a tu hijo con chandal para corretear por ahí, un poco más vestido con vaqueros y calzado de vestir... ¡No importa! Charco que vea, allá que irá cual gacela thomson (he tenido que mirar el nombre en el diccionario) imposible de agarrar y con un triple salto mortal caerá en el charco, 
¡en lo más profundo además!


COMO SURGIÓ "AGUA, GOTITAS MÁGICAS"

En palabras de su autora Gisela Burunat.

"Agua, a-guaaa", repetía mi hija con afán. ¿Qué tendrá el agua que la volvía loca? ¿Su estado líquido? ¿Su potencial de juego? Le entusiasmaba el agua en todas sus formas y recipientes: lluvia, charcos, vaso, bañera... Y fue así de simple, me apeteció hacer este libro para ella y para todas las niñas y todos los niños que se fascinan con este elemento. Los versos reflejan situaciones protagonizadas por el agua. 

Y como la maternidad me dejaba poco tiempo para el proyecto, por el largo camino hasta materializarlo llegó su hermano, otro fanático del agua. Y así es como ambos sirvieron de inspiración para las ilustraciones. Espero que las familias disfruten leyendo este libro junto a sus peques y lo aprovechen para inculcarles el valor del agua desde chiquitines.


Cada página nos muestra el agua en sus diferentes estados: líquido en forma de río, mar, lluvia o lágrimas y sólido en forma de nieve o cubitos de hielo como los que decoran las guardas. Unos cubitos que se derriten ¿en un posible guiño al cambio climático?

Nuestros protagonistas, dos simpáticos hermanos nos mostrarán mediante las divertidas ilustraciones estos diferentes estados y cómo podemos hacer un uso correcto del agua.

Situaciones cotidianas graciosamente representadas por estos dos hermanos como por ejemplo un baño con mucha espuma (parece que al peque no le gusta demasiado), bebiendo agua de la botella como si no hubiera un mañana, una guerra de bolas de nieve o hasta una imagen tierna cuando la niña se hace daño en la rodilla y su hermanito la abraza hasta aplastar su moflete contra la cara de su hermana.
El cuento termina con un precioso arcoíris, otra forma más que el agua nos brinda, dando la oportunidad a los papis para que expliquen a sus hijos cómo se produce este precioso fenómeno.


Las últimas páginas están dedicadas al mensaje que WWF España ha escrito para que todos nosotros tomemos conciencia de lo importante que es cuidar el medio ambiente y el agua, del importante papel que juega en los seres vivos y el paisaje natural. Nos habla de la importancia de las aguas subterráneas, una reserva estratégica para los tiempos de sequía, la adaptación de los ecosistemas naturales y seres vivos al ciclo del agua, unos ecosistemas que enriquecen el paisaje con ríos, lagos y humedales siendo el hogar de multitud de especies.

Concluye con unas medidas básicas a tener en cuenta y poner en práctica para un consumo responsable como la instalación de dispositivos ahorradores en grifos, aprovechar el agua al máximo posible para diferentes cosas como lavar la verdura y regar las plantas después o reducir el consumo de carne ya que se necesitan de 10.000 a 15.000 litros para producir un kilo de carne de vacuno procedente de la ganadería intensiva ya que los animales necesitan grandes cantidades de cereales.


Un libro para hacernos reflexionar de una forma divertida... 
y ya solo me queda decir:

¡AGUACADABRA!




Compra el cuento "AGUA, GOTITAS MÁGICAS" en tu librería habitual o  en la web de la editorial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta y déjanos tu opinión!