Suscribirte por RSS: Rss
Cuentos en la Nube

EL SOL DE ELMA Edit

TEXTO: Inma Muñoz.

ILUSTRACIONES: Élia Meraki.

EDITORIAL: Ocho en punto.


LA TRAMA

Esta es la historia de dos hermanos, Elma y Leo, que pasan las vacaciones con sus padres en una bonita y soleada isla. Cada atardecer todos juntos se sientan a contemplar la puesta de sol mientras comen un rico helado, es algo con lo que disfrutan muchísimo, bueno, todos... menos Elma que no para de llorar desconsolada porque su amigo el sol se va y no lo va a ver más hasta el día siguiente. 
Su hermano Leo hará lo posible para conseguir despertar al sol y ver a su hermana sonreír.

CÓMO SURGIÓ " EL SOL DE ELMA"

En palabras de la autora Inma Muñoz: 

El sol de Elma surgió en un viaje de barco desde Ibiza a Valencia. Después de una semana en las islas pitiusas, abandonábamos el placer de sus atardeceres. Y en la travesía, a eso de las 9 de la tarde, el sol empezó a ponerse tras las nubes, creando un espectáculo de luces y reflejos. Y mientras el resto disfrutábamos de la imagen, Noa, mi hija pequeña, empezó a llorar porque su amigo sol se iba a dormir. Y aquella reacción me hizo mucha gracia por su inocencia y belleza, cogí el cuaderno y empecé, allí mismo, en la mesa del ferry, a darle forma al texto, que fui puliendo y perfilando. En este caso fue ilustrado por Elia Meraki y autopublicado en diciembre de 2017. Una curiosidad. Como sabéis, la Feria del libro de Madrid 2018 estuvo pasada por agua, pero cada vez que iba a presentar El Sol de Elma, dejaba de llover...ahí lo dejo.

MIS IMPRESIONES

Inma Muñoz nos trae esta bonita historia de amor fraternal tras el éxito de “La increíble historia del puntito Chimpún” y de la que tanto hemos disfrutado con ese puntito final como protagonista.
Su nuevo álbum ilustrado nos envuelve en magia e inocencia. Esa inocencia que tienen los niños con un gran toque de imaginación y que son capaces de ver más allá de lo que nosotros a veces no vemos.
¿A dónde va el sol cada atardecer? ¡A dormir! ¿Está claro no?

No es casualidad que la historia se desarrolle en la noche de San Juan, en la que se celebra el solsticio de verano haciendo que el día sea más largo y el sol brille mucho antes. Y aquí entra la inocencia de la que hablábamos ya que Leo, el hermano mayor, hará todo lo que esté en su mano para conseguir despertar al sol tratando de pescarlo con una caña, pidiendo ayuda a un delfín e incluso cantándole canciones, todo con tal de hacer feliz a su pequeña hermana quien agotada del largo día respira tan fuerte mientras duerme que la mágica brisa que se crea es la que consigue despertar al sol meciendo las olas. Esa magia, en una noche tan mágica y especial abraza la historia de estos dos hermanos que tratarán que el sol salga a toda costa, incluso cantando aquello de: 

Sol solecito, caliéntame un poquito
Para hoy para mañana, para toda la semana...

Una canción que hasta la luna responderá con su dulce voz.


El componente principal de la historia es sin duda ese amor incondicional entre hermanos, remontando a muchos de los lectores y lectoras a su infancia, a esos días en los que compartían todo con sus hermanos y hermanas, risas, enfados, aventuras  y aquello de:

¡SE LO VOY A DECIR A MAMÁ!
¡CHIVAAAATAAAAAAA!

Más de uno y una se sentirá identificado con esta historia, un hermano mayor que al ver triste a su hermana no pierde un segundo en ayudarla, imaginando diversas maneras para buscar una solución.

Las ilustraciones de Èlia Fernández Tobella, conocida artísticamente como Élia Meraki nos muestran un ambiente contrastado entre los tonos amarillos, rojizos y verdes que baña la luz del sol, con los azules y violetas que forman parte de la noche y que se tiñen con la luz de la luna. Unos trazos que dan vida a dos hermanos con pequeñas narices casi como triángulos y coloretes de figuras geométricas que llaman la atención y despiertan la curiosidad del lector.


El sol de Elma os va a encantar, una historia tierna y dulce para contar a pequeños y adultos. Los niños se sumergirán en la magia, imaginando cómo podrían despertar al sol y si tienen hermanos seguro que reconocen esos momentos que viven Elma y Leo a lo largo del álbum, mientras que los papás y mamás recordarán con amor esa infancia vivida junto a sus hermanas y hermanos, esos miles de momentos compartidos que quedaron en el recuerdo con un agradable sabor a nostalgia.

Y ya solo me queda decir: Un Rayo de sol Oh oh oh...   (Lo has cantado en tu cabeza mientras leías ¿a que sí? )




Compra el cuento "EL SOL DE ELMA" en tu librería habitual o  en la web de la editorial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta y déjanos tu opinión!