Suscribirte por RSS: Rss
Cuentos en la Nube

LOLA LOLITA LOLA Edit

TEXTO: Lorena García Bernat.

ILUSTRACIONES: Mª Ángeles Beltrán Acevedo.

EDITORIAL: Círculo Rojo.


LA TRAMA

Lola es una simpática y alegre niña de 5 años, con una curiosidad insaciable por conocer todo lo que le rodea.Vive con su abuelo que es quien alimenta esa curiosidad cada día, respondiendo una pregunta tras otra. La última de todas: Lola está intrigadísima por saber qué son las estrellas.
Su abuelo le responde que hay varias teorías: Las estrellas son luciérnagas que se quedaron en el cielo, o bien bombillas colgadas para iluminar cada noche con su luz, y la más bonita de todas, las estrellas son escritores que cada noche escriben la historia de nuestras vidas.
Al divisar una estrella fugaz desde la ventana, Lola se muere de curiosidad por saber su procedencia hasta que cae dormida... y en sus sueños, y su imaginación, descubre la verdad.


CÓMO SURGIÓ "LOLA, LOLITA, LOLA"

En palabras de la autora Lorena García Bernat:

Carta a mi pequeña Chloe: Así nació "Lola, Lolita, Lola"

Nunca imaginé cuál sería el mayor aprendizaje de mi vida...pero ya lo he descubierto...lo he vivido.
Hace 1 año yo no era la mujer que soy ahora y no imaginaba para nada las experiencias que estaban por venir. Una noticia cambió mi rumbo y esa noticia fuiste tu, Chloe. Una nueva aventura estaba a punto de comenzar, un día corriente, como cualquier otro , pero que resultaría ser una de las experiencias más mágicas que había vivido hasta el momento. En septiembre recibimos la noticia de que estabas empezando a crecer dentro de mí. 

Esa noticia, nos ilusionó, nos hizo tremendamente  felices, pero tampoco imaginábamos que iba a ser el principio de un no tan fácil camino. Al poquito de saber de tí, mamá sufrió un sangrado y después de varias visitas al médico y varias situaciones bastantes desagradables, llegamos a tener la noticia de que ya no estabas con nosotros, aunque yo nunca lo creí del todo, porque te sentía latir, sentía que estabas conmigo. Mamá no lo pasó nada bien, las idas y venidas al médico, los cambios hormonales y un sentimiento de soledad hacían que mi corazón llorara cada noche, porque yo ya me había enamorado de tí y ya no podía perderte. 

Y entonces...llegó ella, Lola. Yo siempre he sido una persona muy fuerte, optimista y alegre, empecé a encontrarme realmente deprimida, y necesitaba encontrar la manera de alejar la tristeza de mi corazón, por mí, por nuestra familia, por papá, por mis peques de la guarde, pero sobretodo por tí, porque si aún seguías conmigo, quería que nadaras en total felicidad. Una tarde, rescaté una carpeta que contiene una infinidad de cuentos escritos en servilletas que tengo guardados desde hace muchos años. De entre todas esas servilletas, una especial, el primer cuento escrito por mí, una historia que al leerla me hizo revivir parte de mi pasado a la vez que me sacó una gran sonrisa y alguna que otra lágrima.  

El personaje de Lola se parece mucho a mí, en muchos aspectos. Desde pequeña, he devorado los cuentos, libros y novelas que caían en mis manos, disfrutando de viajes y aventuras. Uno de mis lugares preferidos era la biblioteca municipal y nunca he dejado de ser súper curiosa y creer en la magia y nunca lo haré. Como a Lola, un día como cualquier otro, se había convertido en un antes y un después en  mi camino. Como Lola, siempre me he sentido atraída por las estrellas, por sus secretos, por su mirada y como buena lectora, siempre he tenido una imaginación que podría decir, "extraordinaria". En esos momentos, también echaba de menos a los que ya no están, mis abuelos. Y es que, en ese preciso momento, yo lo que realmente necesitaba era a mi estrella, para alejar mi tristeza y la encontré, pero lo mejor de todo es que en esta aventura, no sólo me he encontrado a mí, he encontrado mi estrella y he conocido a muchas estrellitas nuevas que han ido apareciendo poco a poco en mi vida. Era el cuento perfecto. 

Muchas veces, a lo largo de estos años, me ha rondado la idea de publicar mi propio cuento infantil, como amante de los libros, la literatura, de la educación infantil, de la magia y la ilusión. También muchas personas me lo han sugerido en numerosas ocasiones pero hasta ese momento, no me lo había planteado de verdad. Sin pensarlo demasiado, pues tenía la cabeza llena de pensamientos y emociones entrelazadas, envié el cuento de Lola a una editorial pensando que nunca recibiría contestación y que esto se quedaría ahí, pero , mi sorpresa vino al recibir un mail en que la editorial estaba encantada con la historia de Lola y me proponían publicar el cuento. En ese momento, me aferré a ello, lo necesitaba, necesitaba una nueva aventura que me centrara y me regalara momentos de ilusión que contagiarte a tí, mi pequeña. 

Y una cosa, llevó a la otra. Una persona, una artista, una amiga, un reencuentro la dibujó, plasmó a Lola tal cuál siempre la había imaginado y acabó de darle vida. Seguí cada paso de que la editorial me fijaba hasta el día en que por fin, unas cajas con un sueño llegaron a casa de tus abuelos. A su vez, tú te amarraste a mí, seguiste creciendo, el médico se equivocó, nunca me abandonaste, nunca te rendiste, seguías con nosotros, creciendo a la vez que crecía este sueño, creciendo junto a Lola. El cuento se había materializado, ahora lo tenía entre mis manos y tocaba presentárselo a su público, los más pequeños. La primera en conocerlo, fuiste tú. Tu no lo recordarás, pero papá y yo te lo leímos varias veces. Luego vino la presentación, dónde recibí muchísimo cariño y era ya una realidad, Lola iba a llegar a muchos hogares. Incluso recibimos el premio al mejor cuento infantil 2017 de la editorial, una gala, en la que tú también estuviste presente y en la que juntas recibimos el galardón. Yo encontré magia, ilusión y siempre con el apoyo de todos y en especial de papá, que siempre ha creído en mí, desde el primer segundo que nos conocimos, aunque esa es otra historia que te contaremos en otro momento...

Te quise, te quiero y siempre te querré
Mamá.

MIS IMPRESIONES 

Cuando una portada enamora como la de este cuento, no puedes esperar a leerlo. Lorena Garcia Bernat me dijo que le encantaría que le pusiera voz a Lola, y yo no me pude resistir a esos ojitos risueños y simpáticos, esa sonrisa extra larga de lado a lado. 

Un cuento que además conociendo como nació, en uno de esos momentos difíciles que la vida nos brinda para que los superemos y nos hagamos más fuertes, Lola tiene la fuerza de su mamá Lorena y de María Ángeles Beltrán Acevedo, cuyos pinceles han dotado de vida propia a este personaje que como os digo provoca un amor a primera vista grandísimo.

Antes de leer el cuento, me encuentro con una frase que me encanta: “La imaginación es el don más preciado que tenemos, valorémosla” y no puedo estar más de acuerdo. Yo, como hija única puedo presumir de tener una imaginación desbordante desde que tengo uso de razón… ¿demasiada? ¡Nunca es demasiada! He disfrutado creando mundos fantásticos, personajes de ensueño, porque con ella, cito a Gustavo Adolfo Bécquer: El que tiene imaginación, con qué facilidad saca de la nada un mundo.


La relación de abuelos y nietos está muy presente en este cuento ya que es el abuelo quien satisface esa curiosidad insaciable de la pequeña Lola que como todos los niños necesitan saber de todo lo que les rodea. Una relación muy especial, ese entrañable abuelo que cuenta historias a su pequeña nieta y que hace que la pequeña viaje en sus sueños a mundos mágicos donde por fin se da cuenta de lo que son las estrellas en realidad.

Predominan los colores azules, amarillos y verdes que representan ese cielo lleno de estrellas, el cuarto de Lola donde comparte historias con su querido abuelo y el mundo mágico al que la pequeña viaja para satisfacer por fin la gran curiosidad que habita en esos ojos grandes y risueños y esa preciosa sonrisa que llama tanto la atención.



¡Ay Lola, Lolita, Lola! ¡Enamoraíta me tienes!




Compra el cuento "LOLA, LOLITA, LOLA" en tu librería habitual, o en la web de la autora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta y déjanos tu opinión!