Suscribirte por RSS: Rss
Cuentos en la Nube

Booktrailers

No sólo de cuentos vive el alma...

GAVIOTAS Edit


TEXTO: Encarnación Gómez Reina.

ILUSTRACIONES: Pablo Cabrera Martínez.

EDITORIAL: Mr. Momo.



LA TRAMA

Las ansiadas vacaciones han llegado y Ruth está dispuesta a darlo todo en verano. No tiene problemas para hacer amigos, siempre está jugando con unos u otros pero lo que nunca imaginará es la especial amistad que se creará entre ella y Alicia, una anciana que todos los días se sienta en la playa rodeada de gaviotas (a las que Ruth tiene pánico) para dar color a sus lienzos y sus recuerdos.

Juntas aprenderán la una de la otra y afrontarán sus propios miedos viviendo una entrañable historia que perdurará en sus corazones para siempre.


“La memoria puede dormir y no recordar…
 pero el corazón nunca olvidará lo que ha sentido.”

Quiero comenzar la reseña con esta frase que he leído y me ha emocionado al igual que esta historia de la cual os voy a hablar. Una historia de una amistad que surge de forma sincera, tierna y espontánea y de aprendizaje para superar los miedos. Una amistad entre dos personas de muy distintas edades que creará un vínculo que perdurará para siempre y aunque los recuerdos se apaguen y se vuelvan silencio, el corazón los seguirá sintiendo, porque estarán ahí, arropados y latiendo muy suavemente sin ser olvidados.

Encarnación Gómez es psicóloga infantil y enfermera pediátrica que centra su labor en el asesoramiento y apoyo como directora de Escuelas de Padres y Madres.
Si un día decidió escribir cuentos es porque su objetivo es ayudar a los niños a comprender el entorno que les rodea, y gracias a su carácter inquieto e inconformista no ha dudado en plasmar en papel aquello que le ronda por la cabeza.

CÓMO SURGIÓ "GAVIOTAS"

En palabras de la autora Encarnación Gómez

Pues aunque pueda parecer extraño, la historia surgió mientras dormía, justo en el momento en el que parece que estás dormido pero aún no lo estás del todo. Acudió a mi mente como una historia refrescante y veraniega llena de gaviotas, de risas y de olor a mar. Poco a poco fueron apareciendo primero el personaje de Ruth, una niña alegre, despierta, con inquietudes y con ganas de aprender pero que como casi  todos los niños tienen miedo a algo y le cuesta enfrentarse a ello en este caso a las gaviotas. Luego surgió el personaje de Alicia, una mujer distinta, inteligente, independiente y llena de vitalidad que a pesar de haber recorrido el mundo con sus pinturas, vuelve a casa a descubrirse de nuevo y afrontar lo que le está ocurriendo: su pérdida de memoria. Su forma de sobrellevarlo es ideando su particular manera de recordar a través de su don, la pintura, y de sus pájaros favoritos: las gaviotas que simbolizan su niñez. Los personajes se encuentran en un momento de sus vidas en donde están dispuestas a aprender la una de la otra, porque todos podemos aprender de todos seamos niños o mayores. La amistad entre ambas perdurará más allá de la memoria y será vital en la vida de ambas. Es todo esto lo que quiero contar con esta historia además de acercar la cruda realidad de los enfermos de Alzheimer o de cualquier otra demencia al mundo infantil desde un punto de vista amable y positivo, con palabras que ellos puedan entender. En ella Alicia pone de su parte para seguir adelante y se sincera con Ruth que la comprende y le da su cariño incluso sin palabras. Y Alicia, ayuda a Ruth a vencer su miedo a las gaviotas compartiendo su afición por la pintura. Porque cuando dibujas tus monstruos, tus miedos se vuelven vulnerables y dejan de tener el poder de hacerte daño. 




Una historia para contar a niños y mayores en la que su autora, como bien ha dejado claro, pretende hacernos reflexionar sobre la superación de los miedos, bien sea en forma de un animal o bien el mismísimo olvido. 

El Alzheimer es una palabra que nadie quiere escuchar de la boca de un médico, un familiar o un amigo. Una enfermedad que muchos comparan con un monstruo que roba los recuerdos, con un alto coste social y emocional, ya que no solo afecta a los que la padecen sino a todos sus familiares y entorno. En esta historia se cuela en forma de recuerdos olvidados de una pintora que trata de combatirlo mediante dibujos y que encuentra en la pequeña Ruth una confidente, alguien a quien contar sus miedos, miedo a olvidar, a no recordar quién fue:
“- Verás, a veces cuando la gente se hace mayor va olvidando cosas...
-¿Pierden la memoria?
-Sí, eso, se van olvidando de cosas, no solo de las que no tienen importancia sino de las que sí la tienen, de aquello que hiciste hace años, hace días, o incluso horas, de recuerdos de tu vida, de la de los demás...”


Cabe destacar las ilustraciones que representan esta historia de una forma fresca y vibrante, llenas de vida y color bajo los pinceles de Pablo Cabrera, ya que no se trata de ambientar una historia con tonos apagados y tristes, sino todo lo contrario. Colores y trazos que representan el “Yo puedo” frente a una barrera que no deja avanzar, que empuja hacia atrás pero que una vez nos asomamos, podemos saltarla para al menos poder decir: ¡He luchado!


Como he dicho al principio, es ante todo una historia de una amistad tierna y sincera de las que dejan huella para siempre, en el recuerdo y en el corazón.

"Cuando recordar no pueda, ¿dónde mi recuerdo irá?. 
Una cosa es el recuerdo y otra cosa recordar.” 
(Antonio Machado)





Compra el cuento "GAVIOTAS"en tu librería habitual, en la web de la editorial,  en Amazon o en La Casa del libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta y déjanos tu opinión!