Suscribirte por RSS: Rss
Cuentos en la Nube

280 DÍAS Edit


TEXTO: Helenidad Piña.

ILUSTRACIONES: Virginia González.

EDITORIAL: Okapi libros.




¡Qué a gustito se está en la camita de mamá! Así oscurito, calentito, tranquilo... Mmm... Es el lugar perfecto para vivir. A veces mamá pone música para bailar o para relajarnos. ¡Me encanta cuando canta!

Así comienza la historia de Fael, un niño muy especial cuya llegada fue anunciada por una pareja de búhos. ¡Sí! ¡Búhos! Por eso sus papás dicen de él que es un niño inteligente, observador, leal, activo durante la noche, guerrero y sabio. Así es nuestro Fael.


Cuando un segundo corazoncito comienza a latir en nuestro interior, se crea un vínculo inquebrantable. Nuestras vidas se llenan de amor y dudas. En "280 días", la historia se centra en lo que siente un bebé mientras flota dentro de la barriga de su mamá, algo que no podemos evitar preguntarnos.
¿Qué está sintiendo mi bebé en estos momentos? ¿Nos escucha?

©Virginia González ilustración

En este caso, Fael se encargará de contarnos qué siente: Se relaja cuando escucha la voz de papá y mamá mientras le hablan o cantan, juega con las burbujas de ese líquido en el que flota continuamente e incluso se da cuenta de que va creciendo y su casita se vuelve más pequeña, con lo que ya no puede estirarse tan fácilmente ni dar volteretas.

Un día comienza un extraño terremoto. Todo tiembla y se estrecha, apretando a nuestro pequeño Fael que no comprende nada. Los días de relajación han terminado y algo le dice que el túnel que acaba de descubrir le revelará una gran sorpresa. Guiado por lo empujones y la curiosidad, Fael va atravesando el túnel mientras escucha los gemidos de su madre y las palabras de ánimo de su padre. Él por supuesto, se suma gritando: 

  ¡Mami, allá voy! ¡Voy a salir del túnel, decidido! ¡Espera, mamá! ¡Voy a ayudarte!

©Virginia González ilustración

El resultado tras un pequeño susto, es un momento placentero, algo que le resulta familiar ya que sigue escuchando esas voces tan conocidas que le han acompañado durante 280 días. Ya solo tiene que buscar una fuente de alimentación para saciar su hambre y ¡oh! la encuentra por supuesto... Chup... chup... chup...



Helenidad Piña nos trae esta dulce historia para remontarnos a esos meses de impaciencia por ver la carita de nuestro bebé, ese amor que un día surge al escuchar su primer latido y que ya nunca desaparecerá. Nos lleva a recordar esas pataditas indicando su crecimiento y falta de espacio, esas canciones y charlas mirando a la barriga, esos ardores de estómago cómo no...

Helenidad no dudó en escribir su historia, la de ese pequeño que creció y creció durante 280 días y así nos lo cuenta:


CÓMO SURGIÓ "280 DÍAS"

En palabras de la autora Helenidad Piña:

La idea surgió en los últimos meses de mi embarazo. Yo fui una de esas embarazadas que se empapó de libros sobre embarazo, lactancia materna, maternidad... y aprendí muchísimo, pero me faltaba encontrar en esos libros la emoción y la dulzura que yo sentía en mi interior. Así, en aquellas noches de insomnio notando cómo se movía mi bebé dentro de mí, comencé a fantasear con lo que estaría haciendo en ese momento, el porqué se movía tanto, si estaría jugando... y cogí una pequeña libreta que tenía en la mesita de noche y comencé a escribir. Soy maestra de primaria, y creo que por eso, las palabras tomaron forma de cuento infantil, es mi manera natural de contar historias cada día. En aquellos momentos, mientras escribía lo que finalmente se convertiría en ‘280 días’, me sentía súper conectada con mi bebé. Era nuestro momento. Cuando lo terminé, aquella libreta se quedó en el cajón de mi mesita de noche durante meses. Y no fue hasta casi un año después que decidí publicarlo y que otras mamis o futuras mamis pudieran sentir esa emoción que yo echaba en falta en los libros. Que los niños y niñas pudieran descubrir y  comprender mejor lo que está pasando dentro de sus mamás cuando van a tener un hermanito.

Así fue como comenzó esta aventura. Aunque vivía rodeada de cuentos, nunca había escrito ninguno. Algunos dicen que a partir del segundo trimestre de embarazo, la parte del cerebro relacionada con la creatividad se vuelve más activa. Quizás fue eso, quizás fue la necesidad que sentía de conectar con mi bebé, pero fuera como fuese, el resultado fue precioso.

©Virginia González ilustración

Me gusta el enfoque sencillo de la historia. Sabemos que hay embarazos complicados y partos muy duros, el mío sin ir más lejos lo fue. Pero en un álbum ilustrado no necesitamos recordar esos momentos ni descubrirlos si somos primerizas, para ello hay mucha información a parte, experiencias de otras madres de las cuales podemos aprender o que incluso a veces es mejor no escuchar si ello nos va a condicionar o asustar. Hay mucha información a nuestro alcance para prepararnos y poder tomar nuestras decisiones de cómo queremos afrontarlo, aunque luego, por muy preparadas que estemos las cosas saldrán como tengan que salir.

Helenidad a creado una tierna historia alrededor del embarazo y parto. Narrado en primera persona, emociona y hará las delicias de cualquier mamá embarazada. A veces, las cosas sencillas llegan más al corazón.

©Virginia González ilustración

Las ilustraciones de Virginia crean un ambiente de calma, aunque utiliza colores llamativos para los fondos, Fael nos transmite tranquilidad, al principio alrededor del útero flotando, jugando y creciendo, y cuando ya consigue salir del "túnel" no hay nada más tranquilizador que un bebé recién nacido en el pecho de su madre. Preciosa ilustración por cierto, donde el bebé tiene un "agarre" maravilloso (sí, nos costó aprender sobre las posturas en la lactancia, tema sobre el cual recomiendo encarecidamente informarse durante y post embarazo.

Ummm... ¡qué rico! Y... Qué sueño tengo ahora..., creo que voy a dormir un rato. Mamá y papá están conmigo, ellos me cuidan.


¡Bienvenido pequeño Fael!





Compra el cuento "280 días" en tu librería habitual o en la web de la editorial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta y déjanos tu opinión!